CLAVES PARA REFORMAR TU HOGAR

Cuando te planteas reformar antes que cambiar de hogar es importante tener en cuenta aspecto básicos que no solo serán indispensables para que una reforma culmine con éxito sino que también harán que todo transcurra con seguridad y rapidez.

 

Hoy en día, reformar un inmueble es uno de las soluciones que muchos usuarios escogen para dar un nuevo aire al hogar sin necesidad de tener que vender o cambiar de domicilio. Aunque no siempre es necesario realizar grandes obras, sí que es importante contar un buen equipo de profesionales que se asesoren sobre cómo llevar a cabo la reforma y qué puntos serán básicos cambiar en el hogar y que otros no, para conseguir sacar el mayor partido a los espacios.

 

Según el último artículo de Diario Crítico, una de las reformas más  comunes actualmente son las relacionadas con el aislamiento térmico y la decoración de interiores.

 

Aspectos básicos en una reforma

 

Uno de los aspectos importantes a la hora de llevar a cabo una reforma son las instalaciones, tanto de luz como de gas. Para ello, el usuario deberá contar con la ayuda de un especialista que le asesore sobre qué tipo de instalación eléctrica añadir en su hogar.

 

Actualmente, la mayoría de usuarios que realizan una reforma de su hogar lo hacen pensando en la idea de crear un hogar sostenible con el objetivo de ver reducido el coste de las facturas de luz y gas, así como también contribuir a un planeta sostenible.

 

Una vez determinada el tipo de instalación, el usuario deberá escoger la distribuidora y la comercializadora que le proporcionarán la energía. En el caso de la comercializadora será la que le ofrecerá la mejor tarifa adaptada a las necesidades de su hogar y el estilo de vida del usuario.

 

Para ello, se aconseja utilizar un comparador de tarifa que ayude al usuario a encontrar dentro del amplio mercado de las compañías de luz y gas, aquella compañía que le ofrezca la mejor tarifa adaptada a las necesidades del usuario.

 

¿Cómo dar de alta los suministros?

 

Existen varias formas de dar de alta los suministros en base al objetivo del usuario, es decir, si quiere dar de alta la luz de obra deberá solicitarlo a la compañía junto con los documentos necesarios y el plazo de tiempo que durará la obra en cuestión.

 

Tanto para dar de alta la luz en un domicilio como en una obra deberá presentar los siguientes documentos:

-       Boletín Eléctrico.

-       Número CUPS. En caso de no tenerlo deberá solicitarlo a la compañía.

-       Nombre y DNI, pasaporte o NIE en vigor del titular del contrato.

-       Dirección postal del domicilio.

-       Número de cuenta bancaria, donde se domiciliarán las facturas.

 

Una vez presente los siguientes documentos, la compañía tardará entre unos 15 y 20 días hábiles en dar de alta la luz en el hogar. En el caso de la luz de obra, el usuario deberá solicitar una ampliación en caso de que la obra se retrase y necesite más días de suministro de luz.

 

También es importante que el usuario sepa que para dar de alta la luz deberá pagar unos derechos de acceso. Dicho coste lo establece el propio gobierno autonómico, por lo que dependiendo de donde viva el usuario deberá pagar un precio de acceso u otro. 

 

 

 

 

 

 

 

Tiempo Córdoba