Solvia: pensando la vivienda del futuro

La sección inmobiliaria del Banco Sabadell, Solvia, ha puesto en marcha un proyecto de gran interés en el mundo arquitectura y, específicamente, en la vivienda. Se trata de un observatorio que pretende reflexionar, analizar y proponer los nuevos modelos de vivienda que demanda o necesita la sociedad. El marco de crisis y la modificación de los hábitos de las personas hace que los modelos de vivienda requeridos sean diferentes de los utilizados hasta ahora. Se trata del proyecto Solvia Innova.

 

Su primer trabajo ha sido desarrollar un estudio sobre las Tendencias de futuro en la vivienda. También se crea un premio de arquitectura llamado Bienvenido a casa, con le objetivo de poner en valor las mejores de propuestas de nueva vivienda para el siglo XXI, en donde la adaptabilidad y sostenibilidad sean parámetros decisivos en su configuración.

Por otro lado, propone otras actividades como workshops abiertos a arquitectos de todo el país.

 

El primer trabajo: El futuro de la vivienda

 

Su primer estudio, nace de un equipo multidisciplinar de arquitectos, urbanistas y sociólogos, que han concluido en seis parámetros decisivos en la configuración de la vivienda del futuro:

 

  • La demografía.

La sociedad española se configura con unos modelos de familia de menos componentes, más envejecida, pero a la vez más dinámica y con relaciones más rápidas favorecida por las redes sociales. La formas de convivencia se están reestructurando originando una disminución del tamaño de los hogares. Los hogares unipersonales cobrarán protagonismo.

 

  • Consumo colaborativo.

Se demandan nuevos servicios en las viviendas cuyo uso no tiene porque ser privativo (gimnasio, sala de música, pistas deportivas, espacios de trabjo, etc), de manera que estos espacios pueden funcionar bajo dinámicas de arrendamiento puntual, intercambio o similar.

 

  • Fugacidad.

Ahora se piensa en solucionar la necesidad lo más rápido posible, con cambios constantes y compromiso mínimo. La rápidez en las decisiones y los cambios son decisivos.

 

  • Poder del individuo.

El individuo-marca, a través, de las redes sociales va definiendo fuertes personalidades que quiere implementar y dejar reflejo en su hogar. Las personas querrán personalizar su espacio.

 

  • Inmaterialización.

Ese poder del individuo, es fuerza de la personalidad, pedirá que la vivienda le aporte más experiencias de sensaciones: una casa práctica pero con fuertes dosis de diversión y descubrimiento.

 

  • Vida Smart.

Todo estará conectado. La domótica (la informática aplicada a la casa), será protagonista para relacionar necesidades, automatizar procesos y controlar los parámetros de confort (consumo energético). Los sensores y las aplicaciones estarán presentes en las nuevas viviendas.

 

Editorial: Jesús Mohedano. Mohedano Estudio Arquitectura SLP

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba