Más prórrogas para la ITE en Córdoba

Como diría mi madre el cuento de las habas que nunca se acaban...

 

La presión ciudadana, reticente a nuevos gastos en tiempos de crisis, sigue poniendo en jaque a la Gerencia de Urbanismo de Córdoba, que tras sucesivos aplazamientos quiere volver a hacer lo mismo este año para que la ordenanza municipal de inspección técnica de edificios (ITE) o informe de evaluación del edificio (IEE) sigan sin ser obligatoria.

 

La diferencia entre ambos proviene de la normativa estatal que añadió a la propia inspección del estado de conservación, salubridad y ornato del edificio, los conceptos de accesibilidad y eficiencia energética.

Dicha normativa estatal, con caracter general y para los municipios que no tuviesen su ordenanza propia, establecía un plazo de 5 años para las edificaciones de más de 50 años para la realización de la misma. En Córdoba, el año pasado ya se concedió una prórroga para los edificios de más de 100 años cuyo plazo expiraba el pasado diciembre. Para las edificaciones entre 75 y 100, que deberían pasarlo este año, en principio sigue en pie su obligatoriedad.

 

Por otro lado, se sigue poniendo el acento en la "presión" mediante carteo que sufren los propietarios, basado en amenazas de multas. En este sentido hay que recordar que las multas no las han fijado estos profesionales que informan de la situación normativa y de sus obligaciones a los propietarios, sino que es la normativa la que establece las obligaciones y responsabilidades de incumplimiento. 

 

Evidentemente, que es un gasto extra que los propietarios deben afrontar y a nadie nos viene bien, pero igual que pasa con la ITV de nuestros vehículos y, parece obvio y asumido que se debe pasar y que es un mínimo de garantía para evitar consecuencias desagradables,
para los edificios debemos ser, igualmente, conscientes de esta necesidad de mantenimiento.

 

Apuntar que esta necesidad de conservación es un principio básico de la normativa exigible a todo propietario y, de ahí, y ante el incumplimiento de dicho deber, apareció en las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia, etc) esta inspección técnica, ante la sucesión de hechos tan graves como derrumbes o desprendimientos.

Esperamos que nadie tenga que lamentar consecuencias en daños personales y/o materiales de gravedad por falta de mantenimiento. Con toda la maraña normativa, de ámbitos de aplicación, de plazos y re-plazos sería difícil derimir las responsabilidades.

 

Editorial: Jesús Mohedano. Mohedano Estudio Arquitectura S.L.P.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba