Las ventas de viviendas suben en enero casi un 60%, sube el precio un 8% y bajan las hipotecas un 6%

Son sólo datos que cada uno hará la lectura y la crítica que le de la gana, pero la realidad es que, sea como sea, suponen un cambio respecto al "desierto" que se está cruzando en el sector inmobiliario.

 

Así, las transacciones interanuales de viviendas subió en enero un 59,2%. Y no sólo eso, sino que también supuso una subida de los precios: un 8,9%. Los datos son del Consejo General del Notariado, que considera que suponen una cierta estabilización del mercado tras la finalización de los incentivos a la compra.

 

Y los datos son aún más curiosos si se observa que la compraventa de vivienda nueva subió un 109,3% frente a la usada que lo hizo en un 48,5%.

Respecto al precio, la vivienda nueva sólo subió un 4,1%, mientras que la usada, que tanf uertes caídas ha venido sufriendo, subió un 12,1%.

 

Y, un último dato importante, del que ya nos hemos hecho eco en alguna ocasión: los compradores-inversores van dando cada vez más la espalda a la compra con hipoteca. Suben las compraventas pero las hipotecas caen un 6%. Lo cual nos parece sano y deseable para el sector, ya que hasta ahora el riesgo en las hipotecas era tan elevado que cuando se ha resentido el sistema financiero se ha hundido por completo el mercado. Seguramente en este sentido hayamos aprendido todos algo.

Como lectura entre líneas de este dato: que si los que compran no ncesitan de hipoteca, es que tienen solvencia para hacerlo y, seguramente, se traten de inversores o medianos ahorradores que siguen viviendo un valor seguro el inmobiliario. Con ello, el escenario al que se tiende es que el parque de viviendas se vaya concentrado en menos propietarios que luego especularán o, tal vez más provable, jueguen la baza del alquiler dado que para un amplio sector la vivienda en propiedad se volverá inadsequible.

 

Editorial: Jesús J. Mohedano. Gerente en Mohedano Estudio Arquitectura S.L.P.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba