BBVA pone a la venta una cartera de 800 inmuebles

BBVA calienta motores con dos desinversiones destinadas a los fondos extranjeros. La entidad presidida por Francisco González estudia los últimos flecos para sacar al mercado dos carteras de activos no estratégicos:una de inmuebles y otra de créditos al consumo fallidos. El banco y su asesor, KPMG, darán el pistoletazo de salida a la operación en los próximos días, aunque ya han sondeado sobre el posible interés a los fondos oportunistas, según fuentes de estas firmas consultadas por EXPANSIÓN.

Este tipo de operaciones, que son habituales en la estrategia de BBVA, están en auge en España dado el creciente interés de los fondos extranjeros por nuestro mercado. La mayor cartera de las dos puestas en subasta es la de los inmuebles. El banco venderá hasta 800 pisos, en una operación similar a la que ya cerró la entidad en verano. Entonces traspasó 1.000 inmuebles valorados en casi 100 millones de euros al hedge fund norteamericano Baupost Group.

 

BBVAes de las pocas entidades sanas, junto a Sabadell y el banco malo (Sareb), que ha abierto la vía de vender activos inmobiliarios a grandes inversores institucionales. Los traspasos de inmuebles a fondos han estado hasta casi vetados en la banca por los grandes descuentos exigidos por los inversores extranjeras. Operaciones como la de BBVA reflejan, según fuentes financieras, que los precios inmobilarios podrían estar cerca de tocar suelo. Frente a BBVA, Sareb o Sabadell, el resto de entidades opta exclusivamente por la venta de pisos a través de su red de banca minorista. Cambio de estrategia Todavía se desconocen los detalles de la cartera de pisos de BBVA, pero se rumorea que son parte de los 1.500 millones que el banco quiso traspasar en 2012, en la conocida como Operación Camelia. Desde el banco creyeron entonces que no se daban las condiciones de mercado.Por ello, ahora optan por una estrategia más precavida de ir sacando al mercado carteras más pequeñas y así maximizar el precio de sus activos. Junto a los inmuebles, BBVAtambién busca desprenderse de una cartera de créditos fallidos. Se trata de préstamos al consumo impagados con un valor nominal de 180 millones de euros. La banca puede llegar a recuperar entre un 3% y un 6% en este tipo de operaciones, en función de la antigüedad de los créditos impagados y del trabajo de recobro que se haya hecho previamente. El banco presidido por González selló un acuerdo parecido a éste a mediados de 2013. Traspasó 300 millones de euros a la plataforma de recobro Savia Asset Management, de JavierBotín, hijo del presidente de Santander, y al hedge fund estadounidense York Capital. La cartera incluía 144.000 créditos al consumo y contó con el interés de más de quince fondos. Al margen de la venta de carteras, el mercado especula con una hipotética venta de Anida, la inmobiliaria de BBVA. El banco todavía no ha dado ninguna señal de querer desprenderse de esta unidad a pesar de que ya lo hayan hecho Santander, Popular, Bankia o CaixaBank con las suyas.

BBVA pone a la venta una cartera de 800 inmuebles,Sector inmobiliario. Expansión.com

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba