El ajuste inmobiliario se ceba con España e Irlanda

Corrían los años 2005 y 2006 y ya por entonces se hablaba del milagro irlandés y del caso español. Ambas economías eran estudiadas en las escuelas de negocios como ejemplos a seguir por su capacidad de generar actividad y empleo. Sus mercados inmobiliarios entraron casi a la vez en una espiral de precios alcista, por lo que muy pronto se establecieron paralelismos sobre las consecuencias que les acarrearía. Y lo cierto es que así fue.

Tanto en un país como en otro los precios de las casas se duplicaron en muy poco tiempo gracias a la demanda aparentemente inacabable del baby boom y a unas condiciones de crédito nunca vistas antes.

Pero todo ello cambió como consecuencia de la crisis financiera global que culminó con Irlanda intervenida por la troika y con España pidiendo un rescate parcial para sanear buena parte de su sistema financiero. ¿Qué ha pasado entretanto en el sector inmobiliario? La falta de financiación frenó en seco la demanda de casas y los precios comenzaron un abrupto ajuste que, por el momento, solo acierta a adivinar que el suelo está cerca; pero todavía hoy nadie se atreve a poner fechas concretas al fin de esta crisis del ladrillo. Como mucho, los expertos sitúan la estabilización en el periodo 2014-2016. Así, salvo revés inesperado es bastante fácil acertar.

Datos homogéneos

Después de años clamando por una estadística capaz de comparar qué estaba ocurriendo con los precios de la vivienda en toda Europa, Eurostat ha logrado, no sin dificultad, poner cierto orden en este sentido y dispone desde 2005 de datos para poder elaborar una estadística de precios inmobiliarios a nivel comunitario con cifras homogéneas.

Según los números publicados, los países cuyas viviendas acumulan un mayor ajuste desde antes de la crisis son precisamente Irlanda, donde hoy valen casi la mitad que hace cinco años y medio (-49,3%) y España, con una depreciación media del 35,9%.

En el resto de las principales economías europeas las correcciones de precios han sido mucho más moderadas en idéntico periodo. En Holanda, el ajuste acumulado es de apenas un 19% y en Portugal del 14%. El caso de Reino Unido es peculiar, ya que su economía también atravesó por un corto pero intenso boom inmobiliario a finales de los noventa y principios de este siglo. De comienzos de 2005 al tercer trimestre de 2007, sus casas se revalorizaron un 22,8% de promedio. Desde esta última fecha hasta el segundo trimestre de este año, se han corregido apenas un 1,5%. Sin embargo, en mercado locales como el de Londres los expertos ya especulan con una nueva espiral alcista.

Así, solo Alemania (que todavía no ha facilitado datos a Eurostat relativos a este ejercicio) y Francia mantienen tasas de variación positivas en sus mercados inmobiliarios del 12,3% y del 1,19%, respectivamente. En términos anuales, entre los países de la UE cuyos datos estaban disponibles, las mayores subidas de precios se registraron en Letonia (+8,8%), Estonia (+8,1%) y Luxemburgo (+5,1%), mientras que los descensos más pronunciados correspondieron a Croacia (-19,7%), España (-10,6%) y Países Bajos (-7,5%).

Respecto al primer trimestre, las mayores subidas de precios se registraron en Letonia (+5,1%), Estonia (+3,7%) y Dinamarca (+3,1%), mientras los descensos más notables correspondieron a Croacia (-6,5%), Países Bajos (-2%) y Hungría (-0,9%).

Todos los analistas coinciden en que la mejora del mercado laboral y la apertura de la financiación serán dos de las claves que determinarán si el ajuste de precios se prolonga más o menos.

Fuente: Ciberperfil

http://www.ciberperfil.com/2013/10/ajuste-inmobiliario-ceba-espana-irlanda/

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba