Diseño para renacer

PUR_HAC_P_01_A

 

El título de este post quiere ser más esperanzador que macabro. También busca ser un mensaje positivo con el que cerrar un año lleno de dureza e injusticia.

En este proyecto del puertorriqueño José Fernando Vázquez Pérez el diseño le da la mano a la agricultura. Y tiende la otra mano como un consuelo hacia las personas.

Spíritree es una urna fúnebre que se transforma en recuerdo vivo. Tiene un fondo biodegradable de compost orgánico y una tapa porosa de cerámica con un orificio central. Entre la cerámica y el compost se plantan las cenizas de un difunto (ricas en calcio y fosfato)  y es el fondo del contenedor, el recipiente biodegradable, el que alimenta la futura planta. Cuando ésta ha nacido, la parte cerámica sirve de alcorque: mantiene erguida, y protegida, la planta. Cuando ésta se convierte en árbol, y deja de necesitar esa ayuda, el diseño desaparece: la cerámica se rompe y, también ella, regresa al suelo. Así, un recuerdo fúnebre deviene un recuerdo vivo, porque tiene nueva vida y porque permanece presente. Si no alegre, el proyecto sí es, al menos, esperanzador. Y también certero.

 

La idea de reciclar, tanto como la de aceptar con resignación, y la voluntad de trabajar, tanto desde la realidad como desde la humildad, caracterizan este trabajo premiado por la Bienal Iberoamericana de Diseño (BID12) y producido por Estudio Hacedor en el que el diseño demuestra cómo ampliar su campo de actuación aliándose con procesos naturales a partir de componentes industriales.

 

Fuente: ElPaís

http://blogs.elpais.com/del-tirador-a-la-ciudad/2012/12/dise%C3%B1o-para-renacer.html

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba