2012, un año marcado por la etiqueta energética y las redes sociales.

Apenas quedan unos días para que finalice el año y es un buen momento para hacer balance de los artículos que hemos ido incorporando a la web durante el 2012, destacando los más relevantes o los que, de algún modo, tuvieron mayor repercusión y puedan servir de resumen de un intenso año.

Quizás sea lo más propio empezar por orden cronológico. En ese caso, debe recordarse que el primer artículo del año abordaba cómo se estaba realizando la certificación energética en Franciapero, sobre todo, debe mencionarse la iniciativa#etiquetaenergetica que se llevó a cabo el 4 de enero para reclamar la existencia del etiquetado energético de nuestros edificios y que fue todo un éxito. Ese día, #etiquetaenergetica logro ser tema del momento en Madrid y en España y numerosas organizaciones y perfiles de la red social Twitter se unieron y participaron en la petición propuesta por la Fundación. Nunca podrá saberse hasta qué punto el éxito de la misma pudo tener algo que ver en la publicación, apenas un mes más tarde, de un borrador del futuro real decreto. Lo que sí que quedó demostrado es la importancia que juegan las redes sociales en la eficiencia energética.

Un mes más tarde comenzarían el Programa de Diagnóstico Energético del Hábitat Urbano (PDEHU) con las primeras visitas y termografías a los cinco municipios participantes, aprovechando el rigor invernal. El desarrollo de este programa daría como resultado la presentación de un libro de conclusiones que vería la luz en el mes de noviembre, en el marco del Congreso Nacional de Medio Ambiente (Conama 2012).

El mes de febrero también sirvió para analizar a fondo cómo serán los edificios a partir del año 2020, cuando su consumo deba ser ‘casi nulo’ y para sacar a la luz una problemática espacialmente difusa y oculta en nuestro país, pero con un crecimiento preocupante debido a las consecuencias de la actual crisis socioeconómica y los crecientes precios de la energía, la pobreza energética. De nuevo se promovió una iniciativa en Twitter para conmemorar el ‘Día de la Pobreza Energética en España’ que suponía la antesala de lo que vendría en el mes de marzo, la presentación del primer estudio en España que ha analizado  y cuantificado este concepto, estudio enmarcado en el proyecto REPEX de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), en el que la Fundación La Casa que Ahorra ha colaborado.

Avanzada la primavera se veía más de cerca un trámite por el que todos los años debemos pasar, la declaración de la renta, por lo que quisimos dar las claves sobre la deducción existente para obras de rehabilitación, con la pretensión de poner sobre la mesa un incentivo más para impulsar la mejora energética de los edificios existentes.

Por otro lado, en el Año Internacional de la Energía Sostenible Para Todos no se desaprovechó la celebración de la Semana Europea de la Energía y, nuevamente, se realizó una iniciativa en las redes sociales basada en encuestas a través de la red social Facebook, que permitieron hacer balance y conocer, por ejemplo, las principales barreras  para potenciar a gran escala la rehabilitación energética de edificios.

En los meses estivales también se recordó que entraba en vigor el RDL 8/2011, de 1 de julio, por el que quedaba regulada, a nivel estatal, la Inspección Técnica de Edificios (ITE) , se informó sobre la publicación de un nuevo borrador de Real Decreto sobre la certificación energética de edificios y se analizó la necesidad de revisar y actualizar otras normativas, como elCódigo Técnico de la Edificación.

Pasado el verano, el otoño vino cargado de eventos sobre eficiencia energética en los que, de uno u otro modo, participando o colaborando, la Fundación La Casa que Ahorra estuvo presente, y comenzaron las primeras presentaciones de resultados del PDEHU.

Finaliza un año en el que a lo largo de la sección de noticias de la página web se ha tratado de contar las actividades que llevamos a cabo pero también de sacar a la luz la existencia de información, datos, estudios, legislación o jornadas que, de uno u otro modo, promueven la mejora de la eficiencia de nuestros edificios y, por tanto, son acordes a nuestros objetivos y al compromiso ambiental de la Fundación.

El año 2012 dio comienzo y culmina hablando de la etiqueta energética y el trabajo realizado se ha visto recompensado con la interacción de muchas personas y organizaciones que desde herramientas tan útiles como las redes sociales y esta sección de noticias habéis realizado comentarios, vertido diferentes opiniones y participado en las iniciativas propuestas. No queda más que agradecer vuestro seguimiento y fidelidad y transmitiros nuestros mejores deseos para este año 2013.

 

Fuente: http://www.lacasaqueahorra.org/actualidad/noticias/221-un-ano-marcado-por-la-etiqueta-energetica-y-las-redes-sociales

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba