El cemento se hunde en la peor crisis de su historia

El consumo de cemento continúa cayendo en picado un mes más. Si en agosto la caída con respecto al mes anterior se situó en un 34%, en septiembre las cifras han sido todavía peores, incrementando su desplome hasta el 38% con relación al mismo mes de 2011. El consumo apenas superó el 1 millón de toneladas, cifra equivalente a la capacidad de producción anual de una fábrica tipo de las 35 que existen en nuestro país.

 

El enésimo recorte en la inversión en infraestructuras unido al continuo encarecimiento de la factura eléctrica, elimina cualquier esperanza de recuperación y empuja al sector a una situación insostenible.

 

Por otro lado, las previsiones para 2013 no son más esperanzadoras si se atiende al nuevo anuncio de encarecimiento del coste eléctrico entre un 14 y un 16%, recogido en el anteproyecto de ley de reforma energética. De llevarse a efecto, la subida eléctrica dañaría seriamente la competitividad de la industria y limitaría aún más nuestra capacidad exportadora.

 

Si 1983 se exportaron 13 millones de toneladas, este año sólo alcanzaremos 6 millones. Además, para abundar en esta de por sí complicadísima situación, en los últimos días se ha dado a conocer Plan de Infraestructuras Transporte y Vivienda, que sitúa en menos del 1% del PIB la inversión pública anual que sigue reduciéndose.

 

El departamento de Estudios Económicos de Oficemen, que el pasado mes ya revisó a la baja las previsiones para el 2012, ha hecho públicas sus primeras estimaciones para 2013, año para el que se espera una nueva caída en torno al 20%.

 

“Dado que partimos de una cifra de ventas irrisoria, de sólo 14 millones de toneladas, una nueva caída de dos dígitos en 2013 nos colocaría en una situación que sólo podemos calificar de auténtico cataclismo para la industria cementera española”, explica el director general de Oficemen, Aniceto Zaragoza.

 

Fuente: Inmodiario

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba