Los promotores inmobiliarios piden participar en la gestión del ‘banco malo’

El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Barcelona (Apce), Enric Reyna, ha propuesto hoy que los promotores puedan “participar en la gestión” del futuro ‘banco malo’, una solicitud que considera “lógica”.

En una entrevista con Efe, Reyna se ha referido así a la puesta en marcha de esta sociedad que gestionará los activos tóxicos (entre ellos solares, pisos acabados, sin acabar o bien créditos problemáticos a promotores) de los bancos españoles con problemas.

“Nos gustaría que sucediera como en Suecia, donde crearon el banco malo y pusieron (a gestionarlo) a los mejores expertos inmobiliarios del sector, entre ellos a los propios promotores (…) Y después de ocho años el banco malo se había convertido en un banco bueno”, ha asegurado Reyna.

El presidente de las inmobiliarias catalanas, que lidera la inmobiliaria Amrey, considera que el ‘banco malo’ es una iniciativa “positiva y necesaria”, pero los promotores no tienen una posición completamente definida al respecto porque todo dependerá del futuro reglamento que debe desarrollar las características del ‘banco malo’.

Los promotores están a la espera de conocer detalles clave como a qué precio se transferirán los activos al banco malo o bien qué tipo de activos se podrán traspasar.

“Hace más de tres años que venimos pidiendo la creación del ‘banco malo’, ha recordado Reyna, que también ha planteado otro interrogante: “¿Quién financiará al comprador interesado en un piso?”.

En su opinión, hay tres posibilidades: o aporta financiación el Instituto de Crédito Oficial, el propio ‘banco malo’ o bien las entidades financieras que han traspasado sus activos tóxicos a esa sociedad de gestión.

Y es que, según Reyna, las entidades financieras que se desprendan de los activos tóxicos ligados al inmobiliario “tendrán más garantías para ir a buscar crédito al exterior” para darlo luego a los compradores.

Preguntado por las consecuencias para las inmobiliarias de la puesta en marcha del ‘banco malo’, ha negado que se vaya a crear un agujero en los balances de estas compañías.

“En las promotoras no. En todo caso en la banca, porque estas pasarán los activos que tengan como pago de las deudas (…) Los bancos se tendrán que quedar lo que tengan las compañías al valor de hoy. Más de lo que tengan no podrán quedarse, porque entonces (las inmobiliarias) entrarán en concurso o en quiebra”, ha opinado.

Reyna, que lidera una patronal en la que están inmobiliarias como Nuñez y Navarro, Habitat, Vertix, Teyco o Sacresa, subraya que, en cualquier caso, lo importante es que la financiación vuelva al sector y a los ciudadanos.

“El futuro de las inmobiliarias pasa porque se hagan menos viviendas que ahora, porque en Cataluña se habían llegado a construir 110.000 viviendas al año”, y por hacer promociones lógicas, entiende Reyna.

En su opinión, de las 80.000 viviendas de obra nueva que hay en stock, hay “un número muy elevado (de ellas) que no se venderán ni ahora ni dentro de diez años”.

En esta línea, ha opinado que “puede llegar a pasar” que se derriben viviendas, como ha tenido que hacer en algunos casos el banco malo irlandés.

 

Fuente: observatorioinmobiliario

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba