Ya se pueden hacer OBRAS MAYORES, SIN PROYECTO y SIN LICENCIA (Editorial, Parte I)

Es el Real Decreto-ley 19/2012, de 25 de mayo, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios.

 

0. ENFOQUE E INTENCIONES.

  

No pretendo hacer una lectura jurídica de la norma párrafo a párrafo. Ni siquiera pretendo valorar la idoneidad o no de la misma, de sus objetivos y la bondad de los mismos. No, al menos, en esta primera aproximación.

 

Este primer acercamiento va a tener un enfoque más práctico: analizar cuáles son las determinaciones a aplicar que recoge el mismo y las dudas que se me plantean a partir del mismo.

 

1. LO QUE DICE EL REAL DECRETO-LEY: ESTRUCTURA Y DETERMINACIONES.

 

a. Estructura.

 

El Real Decreto, que tiene 19 páginas, se organiza de la siguiente forma:

 

  • Una exposición de motivos inicial, extensa para el RDL que es (de las diecinueve páginas, cinco son de motivación, un 25% de su contenido). Esta motivación se agrupa en tres bloques (I a III). Dado el enfoque definido anteriormente, no vamos a entrar en éstos y, no porque no haya mucho que decir al respecto. Sería objeto de un acercamiento posterior, desde una óptica más jurídica y de valoración de la propia ley.
  • Un Título I, De medidas urgentes de impulso al comercio, de poco más de una página de extensión y sólo cinco artículos, en donde se recogen las medidas que nos van a ocupar.
  • Un Título II, Del apoyo a la exportación de material de defensa por el Ministerio de Defensa, de poco más de tres páginas de extensión y, al que no vamos a hacer a partir de ahora ninguna mención ni referencia, al no contener ninguna medida práctica desde el punto de vista que nos interesa.
  • Una serie de disposiciones, extensa también (seis páginas):

Adicionales: dos.

Transitoria: una.

Derogatoria: una.

Y finales: once.

  • Un Anexo final que contiene el listado de las Actividades incluidas en el ámbito de aplicación de este real decreto-ley.

 

b. Determinaciones.


        ¿A quién le afecta?

 

Según el artículo 2, es de aplicación a las actividades siguientes:

 

  1. Las contenidas, según su uso, en el listado del Anexo del Decreto. En general, se trata actividades comerciales minoristas y de servicios según la clasificación para el Impuesto de Actividades Económicas (Real Decreto 1175/1990, de 28 de septiembre):

 

    • Industria del calzado y vestido y otras confecciones textiles.
    • Comercio al por menor de productos alimenticios, bebidas y tabaco en establecimientos permanentes.
    • Comercio al por menor de productos industriales no alimenticios en establecimientos permanentes.
    • Reparaciones.
    • Agencias de viaje.
    • Auxiliares financieros y de Seguros. Actividades inmobiliarias.
    • Alquiler de bienes inmuebles.
    • Servicios personales.

 

NOTA: Se recomienda consultar el anexo con detenimiento para ver las actividades concretas, ya que los grupos apuntados no se incluyen completos.

 

  2. Realizadas en establecimientos cuya superficie útil de exposición y venta al público no sea superior a 300 m2.

3. Establecimientos que no tengan impacto en el patrimonio histórico-artístico o en el uso privativo y ocupación de los bienes de dominio público.

 

 

        ¿Qué permite a esas actividades y servicios?

 

Según el artículo 3, para estas actividades y servicios establece:

 

  1. No podrá exigirse ningún tipo de licencia o autorización previa al ejercicio de la actividad, que será sustituida por una declaración responsable o comunicación previa (artículo 4.1) incluyendo el justificante de pago del tributo preceptivo.
  2. No estarán sujetos a licencia los cambios de titularidad, exigiéndose sólo una comunicación previa a los solos efectos informativos.
  3. No se le exige licencia o autorización previa para hacer obras para el acondicionamiento del local para desempeñar la actividad, siempre y cuando no requieran la redacción de proyecto de obra de conformidad con la Ley de Ordenación de la Edificación (Ley 38/1999, de 5 de noviembre).

 

En el artículo 5, establecerá que la declaración responsable o comunicación previa, no prejuzgará la situación y efectivo acomodo de las condiciones del establecimiento a la normativa aplicable, ni limitará el ejercicio de las potestades administrativas, de comprobación, inspección, sanción, y en general de control que a la administración en cualquier orden le estén atribuidas. Es decir, que faculta para el inicio de la actividad pero no por ello se acepta su situación final en tanto en cuanto, no se produzca la comprobación por parte de la administración.

 

¿Cuáles son estas obras que requieren proyecto?

 

Las contenidas en el artículo 2, apartado 2, de la LOE:

  1. Obras de edificación de nueva construcción, excepto aquellas construcciones de escasa entidad constructiva y sencillez técnica que no tengan, de forma eventual o permanente, carácter residencial ni público y se desarrollen en una sola planta.
  2. Obras de ampliación, modificación, reforma o rehabilitación que alteren la configuración arquitectónica de los edificios, entendiendo por tales las que tengan carácter de intervención total o las parciales que produzcan una variación esencial de la composición general exterior, la volumetría, o el conjunto del sistema estructural, o tengan por objeto cambiar los usos característicos del edificio.
  3. Obras que tengan el carácter de intervención total en edificaciones catalogadas o que dispongan de algún tipo de protección de carácter ambiental o histórico-artístico, regulada a través de norma legal o documento urbanístico y aquellas otras de carácter parcial que afecten a los elementos o partes objeto de protección.

 

2. OBSERVACIONES, DUDAS E INTERROGANTES.

 

-         Respecto a los locales a los que se le pueden aplicar, se excluyen los que tengan impacto en el patrimonio histórico-artístico. Parece una definición algo ambigua, como de hecho, está ocurriendo al ser interpretado por las distintas administraciones locales.

-        Respecto de las obras excluidas porque no necesiten proyecto según LOE, éstas incluyen el cambio de uso característico del edificio.    Planteo dos dudas:

· Por un lado el uso característico. Concepto no recogido así en todo el planeamiento, pudiéndose asimilar al uso global de la zona o, en su interpretación más amplia al dominante del edificio, pero no a los compatibles del mismo que son los que recogen los usos comerciales o terciarios afectados por el RDL.

· Por otro lado se refiere la LOE, a cambios de uso del edificio. No de parte del mismo, de un local.

Por ello, creo que se debe de interpretar que en ningún caso (*) el cambio de uso de un local está obligado a la redacción de un Proyecto y, por tanto, en ningún caso quedará fuera el cambio de uso del ámbito de aplicación del RDL.

 

  (*) Como excepción sería aquél en el que el local ocupe todo el edificio y el uso característico se considere el dominante y no el global. Además, para verse incluido en el RDL, debería cumplir con el requisito de superficie establecido.

 

-        Respecto al artículo 3.4 dice que no regirá la inexigibilidad de licencia para las obra de edificación que fuesen precisas conforme al ordenamiento vigente. ¿A qué se refiere? ¿Cuáles son las obras de edificación precisas por el ordenamiento vigente y que no necesiten proyecto por la LOE (si lo requiere no tendría sentido esta puntualización)?

-          Respecto al artículo 4.2, no entiendo qué quiere regular, ya que recoge que la declaración responsable debe contener manifestación explícita de cumplir con los requisitos exigibles incluyendo estar en posesión del proyecto cuando se requiera por la LOE. ¿Si el apartado 3.3 excluye a las obras que requieran proyecto, cómo dice en éste que la declaración responsable debe contener la posesión del mismo?

-    Respecto a las disposiciones finales sexta y séptima establecen la revisión en un año del tamaño y usos de las actividades afectadas. Esto plantea dudas: ¿qué estamos ante una “amnistía” de un año y luego volvemos a otra cosa? O ¿se piensa que ésto sea un caos de tal calibre que en un año haya que revocarlo? O ¿se piensa que va a funcionar tan bien que a lo mejor al año lo que hay que hacer es ampliar a 1.000 m2 y a todo uso, por ejemplo?


Autor: Jesús J. Mohedano Bolaños. Arquitecto

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba