Una 'brigada' contra las obras ilegales, por los Colegios Profesionales.

La construcción atraviesa sus horas más bajas, y, según los ingenieros técnicos madrileños, a diferencia de los años de la burbuja, experimenta "un alarmante aumento de licencias de obra ilegales", en las que se recurre a personas sin habilitación profesional que pueden ocasionar problemas de seguridad y calidad.

Por eso, el Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Madrid ha puesto en marcha el nuevo 'Servicio de Inspección' desde el que realizará labores de para garantizar que las obras de Madrid cumplen la normativa vigente", y defender así la legalidad y, de paso, la calidad de las obras, así como la seguridad de quienes trabajan en ellas.

 

El motivo por el que el colectivo profesional asumirá labores de vigilancia callejera es porque, como afirma su gerente, en los últimos meses, el colegio ha recibido "numerosos avisos por parte de colegiados y ciudadanos sobre situaciones irregulares".

 

No sólo se incurre en un fraude de ley, sino también en grandes daños para el sector, ya que no hay garantías de la calidad de la intervención. Asimismo, si no hay intervención de profesionales contratados, se carece de las figuras que responderían de posibles fallos.

Vigilancia permanete

Preocupados en extremo por la legalidad y la seguridad, el Colegio -que asocia a 10.000 profesionales- realizará una vigilancia permanente a través de este 'servicio de inspección', que revisará "cada proyecto" aprobado por el Ayuntamiento de la capital. El colegio no ha detallado cuántos efectivos destinará a esta misión.

En caso de que se den situaciones de inseguridad, intrusismo o ilegalidad, denunciará la situación en primer lugar por vía administrativa, y si no se enmendase, "recurriría a los tribunales".

Después del procedimiento, y si se comprueba que se ha incurrido en una situación irregular, "la intervención se detendría y se volvería al momento de obtención de la licencia".

Tras años de intensa actividad urbanística y constructiva en Madrid, el Servicio de Inspección será, no obstante, el primero de este tipo que un colegio profesional de la construcción pone en marcha ante el aumento del intrusismo laboral.

Porque, según el colectivo, "cumplir la ley es más seguro y más barato". "En ausencia de aparejador, no hay nadie que garantice la seguridad y calidad de la obra, algo especialmente importante en la conservación del patrimonio histórico", analiza Gil-Delgado.

 

Fuente: El Mundo

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba