El esfuerzo económico para comprar casa en España aún es demasiado alto (34,9% ingresos)

Las familias españolas dedican el 39,4% de sus ingresos al pago de la hipoteca a pesar de la bajada del precio de la vivienda en los últimos años. Un dato que explica que el 'stock' de pisos nuevos sin vender no se esté absorbiendo a la velocidad deseada por el sector inmobiliario, según un análisis de coyuntura del área Real Estate de Deloitte.


Las provincias de Guipúzcoa, Barcelona y Cádiz son las que presentan la tasa más alta de esfuerzo para adquirir una vivienda, según un informe de Deloitte sobre el mercado inmobiliario. Según éste, por el contrario, comprar una casa es más accesible en las provincias de Murcia y Pontevedra, donde se dan las tasas más bajas de esfuerzo, con porcentajes por debajo del 30% de la renta familiar.


Este esfuerzo medio de los hogares para el pago de la hipoteca es superior al estimado por el Banco de España aún descontando deducciones en el primer trimestre del 2012, del 36,2%, y se sitúa por encima del recomendado por el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación vigente, del 33,3%.


Pese a esta circunstancia, Deloitte asegura que el 'stock' de viviendas -que el Ministerio de Fomento cifra en 680.000- ha mantenido "cierta estabilidad" en el último ejercicio. Además, concreta que la mayor parte de estos inmuebles se localizan enBarcelona (60.000 pisos), Madrid (51.000 pisos) y en las principalesprovincias levantinas, que aglutinan alrededor de 150.700 viviendas y en las que se localizan los activos con menor salida al mercado.


El informe precisa que la ratio de viviendas nuevas sin vender por cada 1.000 habitantes, que se sitúa de media nacional en 17 inmuebles, ha comenzado a disminuir en 37 provincias españolas. Los descensos más significativos respecto al pasado año son los de Álava (-38%), Cantabria (-27%) y Navarra (-19%).


Según el estudio, las provincias que cuentan con un mayor 'stock' por cada 1.000 habitantes son Castellón (76 viviendas), Toledo (38 viviendas) y Almería (34 viviendas). Por el contrario, la menor proporción se encuentra en Badajoz (2,9), Cáceres (3,9) y Vizcaya (4,1).


Por otro lado, el informe de Deloitte señala que seis provincias españolas del norte de la península -Álava, Cantabria, Coruña, Guipúzcoa, Navarra y Vizcaya-, además de Madrid, se encuentran en una mejor posición de partida para recuperar la actividad inmobiliaria "tanto por su coyuntura económica (demografía, índices de desempleo y crecimiento) como por sus fundamentos inmobiliarios (precio de la vivienda y tasa de esfuerzo)".


Además, existe un grupo de 22 provincias, entre las que destacan Asturias, Barcelona y Zaragoza, que, sin presentar una coyuntura tan favorable, estarían en condiciones de normalizar su actividad ante un futuro cambio de ciclo, pero en un momento posterior y a un ritmo menor. Por último, un tercer grupo de 21 provincias necesitarán más tiempo en absorber el 'stock' existente y dinamizar la confianza de los agentes del mercado inmobiliario local.

 

Fuente: El Mundo.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba