Llega una nueva fórmula para reactivar la promoción de viviendas

El negocio de la promoción inmobiliaria ha cambiado por completo en estos años de crisis económica. Del «todo vale, todo se vende», se ha pasado a un escenario en el que sólo salen adelante los proyectos estudiados al detalle y con una demanda solvente asegurada. Pero, si el cambio de 2008 hasta ahora ha sido importante, el que está por venir será aún mayor.

El modelo clásico promotor-entidad financiera irá dejando lugar a otro distinto en el que equipos de gestión muy cualificados llegarán a acuerdos con inversores dispuestos a aportar liquidez y apostar por el mercado residencial.

Así al menos lo ven desde Domus Capital Partners, una compañía fundada hace apenas seis meses por Francisco Ibáñez y Jorge Pérez-Curto, dos ex socios de la consultora Colliers International, y que ya trabaja en este tipo de acuerdos.

«Domus es la primera plataforma orientada a ofrecer una profesionalización y sistematización integral mercado residencial», explican desde la firma. Entre sus servicios está el de la gestión de proyectos, la comercialización de estos y de grandes carteras de viviendas y las tareas de consultoría referentes a la adquisición, ejecución, gestión y viabilidad de proyectos residenciales. Cada uno de ellos englobado en tres distintas líneas de negocio.

El modelo

El modelo para afrontar el desarrollo de promociones residenciales por el que apuesta Domus está basado en el establecimiento de alianzas (joint ventures) con inversores. «Son acuerdos que buscan aunar conocimiento sectorial y local con músculo financiero, tanto nacional como internacional», explica Jorge Pérez-Curto, quien asegura que este sistema «es muy habitual en mercados inmobiliarios más consolidados que el nuestro, como el británico o el estadounidense».

«Domus se convierte en el socio operativo, que desarrolla y gestiona integralmente el proyecto para el inversor», comenta Pérez-Curto. «En función del perfil del socio, esta alianza puede estar simplemente basada en la gestión o puede conllevar la coinversión en los proyectos que se desarrollen conjuntamente», continúa.

Habitualmente, en este tipo de acuerdos, el socio internacional aporta los fondos necesarios para la compra del suelo y el desarrollo de la promoción y el socio local (operating partner) se encarga de la gestión de los proyectos. Una labor que normalmente engloba aspectos como la identificación del suelo, la preparación del plan de negocio y todos los estudios de mercado, la identificación y contratación del equipo de arquitectura y de la constructora y, por último, la gestión comercial.

Desde Domus aseguran que no son pocos los inversores interesados en este tipo de estructuras y que «ya se han cerrado operaciones de este tipo». «Son fondos con vocación promotora o que no perciben la promoción y el desarrollo como un handicap y que exigen retornos en concordancia con el riesgo que asumen», afirma Pérez-Curto. «Principalmente, son private equity y hedge fund norteamericanos, aunque comienza a vislumbrarse el interés de grandes patrimonios nacionales por acudir a estas fórmulas alternativas para el desarrollo inmobiliario», puntualiza.

Puerto Calero

La rama comercializadora de Domus (Domus RS) acaba de comenzar la venta de un espectacular proyecto en Puerto Calero, en la isla de Lanzarote. Se trata de una promoción de 27 villas de lujo, cada una con su propio amarre y todos los servicios de un hotel de lujo. Los precios oscilan entre los 650.000 y 1.100.000 euros. «Se trata de un proyecto único, en uno de los mejores destinos náuticos del mundo, frente al campo de regatas donde entrenan los mejores equipos profesionales y con buen clima los 365 días del año», aseguran desde Domus.

 

Fuente: Elmundo

http://www.elmundo.es/economia/2013/10/21/526568ee6843417a078b4575.html

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba