'Se vende' y 'Se alquila', un matrimonio de conveniencia

La crisis continúa volteando el mercado inmobiliario hasta extremos inimaginables no hace mucho. El último ejemplo es el nuevo fenómeno que se observa en los balcones y ventanas de cada vez más pisos en comercialización: carteles de 'Se vende' y 'Se alquila' codo con codo colgados de una misma vivienda. Todo un matrimonio de conveniencia con el que se busca colocar el inmueble en cualquiera de los dos regímenes.

'Este nuevo fenómeno abunda, sobre todo, en zonas de poder adquisitivo alto'

Los propietarios han comenzado a optar por esta doble vía de comercialización (con las compraventas a la baja y el arrendamiento al alza) ya sin complejos -sobre todo, hacia el arrendamiento- en busca de ingresos. Y en contra de lo que pudiera parecer a primera vista, según la mayoría de expertos, esta estrategia no respondería a una situación de extrema necesidad. "En la gran mayoría de los casos, no se trata de pisos ganga ni de desesperación del dueño del inmueble ya que esta realidad comercial abunda, principalmente, en zonas de poder adquisitivo alto", aclara Fernando Iglesias, franquiciado de Tecnocasa en Madrid.

Hacia la misma dirección apunta Miguel Ángel Sebastián, de Alfa Inmobiliaria Reina Victoria: "Generalmente, poner un piso en venta y en alquiler al mismo tiempo no es signo de desesperación. Al contrario, los que están desesperados son los que sólo se decantan por la venta". Este experto de a pie de calle explica que estos propietarios "buscan rentabilizar y optimizar recursos ahora más que nunca y ya no pueden tener su piso en venta durante meses y años sin que la operación cuaje". "Antes", continúa, "la gente iba más sobrada y ahora va más justa, por lo que necesita una mayor solvencia por uno u otro camino sin tener una necesidad concreta".

Estos pisos no tienen cargas y suelen acabar arrendados ya que su precio es demasiado alto

Iglesias apunta que el 90% de estos pisos de 'Se vende' o 'Se alquila' no tienen cargas y acaban, normalmente, arrendados ya que su precio de venta suele estar por encima del de mercado y sus dueños se muestran reacios a aplicar rebajar. El franquiciado de Tecnocasa comenta que es de sentido común que estas viviendas pertenezcan a personas sin aprietos económicos y lo justifica: "Si estas casas estuvieran ligadas a una hipoteca no se optaría por su venta ya que la transacción no daría para cubrir la deuda pendiente y tampoco se intentarían alquilar por el riesgo al impago, lo que agravaría el problema. Además, las rentas mensuales se verían eclipsadas por los gastos y el continuo ajuste de los precios de venta".

Esta oferta de viviendas sujeta a esta doble vía de comercialización por el momento sólo tiene eco, principalmente, en los carteles de la calle, pero todo indica que muy pronto también se reflejará en los portalesinmobiliarios. Fernando Pinillos, director general de Globaliza.com, admite que no son pocos los anunciantes que ya reclaman poder optar por esta fórmula de 'Se vende' y 'Se alquila' a la vez y que el equipo técnico de su empresa ya trabaja para permitir esta posibilidad. En su opinión, "esta técnica puede dar la impresión de que el propietario necesita liquidez y dar pie a que el potencial comprador presente ofertas bajas, pero, en cualquier caso, está en manos del propietario aceptarlas o no".

Fuente: Elmundo

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/04/suvivienda/1380876055.html

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba