Una escuela flotante y sostenible para Makoko, la Venecia de África

El estudio de arquitectura NLÉ ha construido este prototipo de edificio flotante y destinado a escuela enMakoko (Nigeria). 

 

 

La estructura de este edificio está realizado con bambú y madera y se sostiene en el agua sobre 256 bidones de plástico reciclados. 
 
El uso de materiales locales, como la madera y el bambú, ha reducido al mínimo el precio del proyecto y ha evitado también los costes ambientales de transporte, que habría tenido si se hubieran utilizado otros materiales. 
 
 
Tiene capacidad para escolarizar a cien niños.   
 
 
Makoko es una suburbio de la periferia de Lagos, antes fue un pueblo de pescadores fundado hace 200 años. Tiene 100.000 habitantes y está asentado sobre una gran laguna salada.
Sus habitantes se dedican a la pesca desde hace unos 200 años. Actualmente Makoko está formado por chabolas flotantes que carecen de los servicios básicos (agua potable, electricidad, alcantarillado, etc.). Las casas se elevan sobre pilares de madera. 
 
 
 
Makoko es uno de los mejores ejemplos de pobreza extrema en África y se la conoce como la Venecia de África. Una comparación que pone aún más de manifiesto las enormes diferencias entre ambas ciudades y continentes. 
Las casas de Makoko están expuestas a las lluvias intensas, las inundaciones y también a las consecuencias del cambio climático
 
 
Makoko, por su proximidad con Lagos, está amenazado por la especulación que pretende derribar todo el poblado para ampliar el puerto de Lagos.
 
 
La construcción de la escuela, finalizada en marzo de este año, la han realizado los propios habitantes de Makoko. 
 
 
La escuela flotante tiene tres plantas. Una zona de juegos en la planta baja, cuatro aulas en la primera planta y dos zonas independientes de trabajo en la planta superior. Cada planta tiene 100 metros cuadrados y la altura total de la casa es de diez metros. 
 
 
Como instalaciones complementarias se ha equipado con paneles solares para generar toda la electricidad que necesita y se ha puesto un sistema para recoger el agua de lluvia. 
 
 
Ante la imposibilidad de crear un sistema de alcantarillado se van a utilizar inodoros de compostaje, que aprovechan parcialmente el agua de lluvia recogida. 
 
Fuente: AllPe medioambiente

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba