Un edificio recubierto de pelo, para generar energía

El estudio de arquitectura Belatchew ha presentado este proyecto que da a los edificios un aspecto revolucionario. 
Lo han ideado para la remodelación de una torre situada en la isla de Södermalm, en Estocolmo (Suecia). 
El edificio original se terminó en 1997 con una altura de 26 plantas y no de 40 como aparecía en el proyecto. El motivo fue el abandono del arquitecto Henning Larsen por no estar de acuerdo con las variaciones en el diseño del rascacielos. 
 
Ahora el estudio de arquitectura Belatchew quiere reconstruir la torre con las dimensiones inicialmente proyectadas; y simultáneamente utilizar las últimas tecnologías para aprovechar el viento y producir energía renovable. 
Para ello quieren utilizar una cubierta compuesta de miles de piezas flexibles; capaces de generar energía piezoeléctrica, cuando son movidas por el viento. 
 
Este sistema, a diferencia de los aerogeneradores, no es dañino para las aves y no genera ruido. 
El aspecto del edificio, observado en los bocetos, desde la lejanía parece el de una torre cubierta de pelo blanco. 
Aspecto actual del edificio
Un avance que podría transformar la apariencia de edificios existentes o de nueva construcción, dando a las fachadas un aspecto muy dinámico cada vez que sople el viento. 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba