Jardines de la Bahía de Singapur (Bay South Garden)

 

El 'bosque de acero' consiste en 18 superárboles de unos 25 a 50 metros de altura.

 

En Singapur florecen torres como si se tratasen de seres vivientes, una imponente bóveda de árboles artificiales de hasta 50 metros de altura por encima de un vasto oasis urbano.
El recubrimiento vidrioso de este invernadero gigante en Bay South Garden parece una nave alienígena llegada de un lejano planeta. El interior también parece sacado de otro mundo (o al menos, de algún lugar lejos de Singapur). Desde remolinos de niebla a plantas exóticas en medio de un bosque de nubes, pasando por un jardín bañado por el sol que permanece misteriosamente fresco en pleno mediodía.

Los 'superárboles' de energía solar se encuentran en el jardín de la Bahía del Sur. Es parte de un proyecto de arquitectura del paisaje de poco más de 100 hectáreas conocido como Jardines en la Bahía, que es una iniciativa de la Junta de Parques Nacionales de Singapur que cuidarán los cultivos de flora y fauna de tierras extranjeras en el lugar.
 
Este bosque mecánico creado por el hombre consiste en 18 superárboles que actúan como jardines verticales que generan energía solar, actúan como conductos de ventilación de aire para los invernaderos cercanos, y para recolectar agua de lluvia. Para generar electricidad, 11 de los superárboles se adaptaron con sistemas fotovoltáicos solares que convierten la luz solar en energía, lo que provee iluminación y energía para el sistema de agua para los invernaderos que se encuentran debajo.

Sus tamaños varían entre los 25 y 50 metros de altura y cada superárbol tiene flores tropicales y helechos trepando por su estructura de metal. Las grandes bóvedas también operan como reguladores de temperatura, absorbiendo y dispersando el calor, al igual que para darle cobijo a los visitantes que caminan por debajo de los rayos del sol.



El proyecto es parte de un esquema de redesarrollo para crear un nuevo distrito en el centro del área de Marina Bay, al sur de Singapur. Los organizadores del proyecto esperan que una vez terminados los jardines de la bahía se convertirán en un destino ecoturístico, mostrando prácticas sustentables y plantas de diversos sitios del mundo.
Durante una de las presentaciones del proyecto, Lee Kuan Yew, el primer ministro de la República de Singapur, dijo que el proyecto “mostraría lo que podemos hacer para llevarle un mundo de plantas a todos los singapurenses”, añadiendo que los jardines se pueden convertir en “el orgullo de Singapur”.



Algunos puentes llamados “caminos de cielo” han sido construidos para conectar varios de los 'superárboles' de 50 metros de altura (la misma altura que tiene el Arco del Triunfo en París), permitiendo a los visitantes de todo el mundo pasearse entre ellos y observar los jardines desde las vertiginosas alturas.



Este paraíso de horticultura también impulsa dos invernaderos cercanos, el Cloud Forest y el Flower Dome, biodomos de clima controlado inspirados por la forma de una orquídea, cuyos organizadores de proyecto esperan que se conviertan en las principales atracciones del parque. Los biodomos tienen el mismo tamaño que cuatro estadios de futbol americano y se convertirán en el nuevo hogar de 220,000 plantas de casi todos continente. Estas son algunas de las únicas áreas en donde la admisión tendrá un costo: aproximadamente 22 dólares para los turistas o 16 para los residentes de Singapur.
Una da las características sustentables del 'Domo de Flores' es que el desperdicio de la horticultura alimentará a una turbina de vapor y generará la electricidad del lugar manteniendo las frías temperaturas del biodomo.



Sin embargo, los superárboles y los domos solo representan el 5% del desarrollo de paisaje multimillonario, cuyo desarrollo fue sorteado en una competencia internacional de diseño y ahora el proyecto es de Grant Associates, arquitectos paisajistas del Reino Unido. El resto del jardín de la Bahía del Sur le rendirá homenaje al rostro étnico del país. En los Heritage Gardens, los visitantes pueden explorar las áreas chinas, malasias, indias y de temas coloniales y aprender acerca de los vínculos entre las plantas y la historia de Singapur.


 

Alrededor estos espacios verdes culturales en el parque de la Bahía del Sur hay 42 hectáreas con extensas áreas verdes con lagos y puentes.

El biodomo del bosque de niebla tiene una cascada de 30 metros de largo y más de 130,000 plantas de climas tropicales.

Lanzada hace siete años por Lee Hsein Loong, primer ministro de Singapur durante el Día Nacional del Rally, los Jardines por la Bahía han sido una promesa verde muy celebrada junto con los otros jardines como el del este de la Bahía y el del centro de la Bahía. La gran inauguración de las áreas del parque del Sur de la Bahía seguramente será un evento increíble.
El oasis horticultural será un contraste con el ambiente urbano extremadamente denso del país, formando parte de una estrategia general del gobierno para transformar a Singapur en una “ciudad dentro de un jardín”.

 

 

 

El parque de la Bahía del Sur cuenta con un inmenso espacio para que los visitantes paseen hasta la madrugada

 

Lo más increíble, es que el plan aún no esta acabado y debe extenderse mucho más, de hecho el Sur de la Bahía aún no ha sido comenzado.

 

Fuente: EleCiencia

http://eleciencia.blogspot.com.es/2013/01/Jardines-la-bahia-singapur-bay-south-garden.html

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba