Diseño acústico de las nuevas oficinas de Cajamar

La reestructuración del edificio tuvo como punto de partida ofrecer una imagen exterior más moderna y mejorar de forma sustancial todas las instalaciones. Uno de los elementos arquitectónicos que el equipo de arquitectos cambió completamente fue el techo suspendido. Con ello se consiguió mejorar la estética del espacio y garantizar el mejor confort acústico, acorde a las nuevas necesidades de los usuarios de las oficinas. Los techos acústicos son de Armstrong

La nueva sede institucional de Cajamar está ubicada en unedificio singular del Paseo de la Castellana de Madrid. El edificio se encontraba en muy mal estado en lo referente a instalaciones, todas obsoletas, y sin haber recibido apenas mantenimiento. Definidas estas necesidades técnicas, la idea de los arquitectos Antonio Mañes e Isabel Rubio era conseguir una máxima transparencia del exterior del edificio hacia el interior, y viceversa, pero también entre las distintas estancias dentro del edificio. Por esta razón, se optó por utilizar de forma masiva el vidrio tanto para paramentos como para soportes, así como una gama de tonos neutros gris-beige. 

Una de las acciones en la reforma fue recuperar la máxima altura libre interior, lo que ha permitido utilizar diferentes soluciones de techos acústicos. De esta forma, estas superficies adquieren un gran protagonismo al implicarse en la mejora del confort interior de los espacios de trabajo y en el nuevo diseño interior de las oficinas. 



Soluciones acústicas Armstrong adaptadas a cada estancia
Nada más entrar, el techo suspendido de los vestíbulos y del acceso desde el Paseo de la Castellana se ondula. Este efecto visual y escultórico, que recuerda al nombre de la entidad, se consigue utilizando las piezas “Metal Canopy” de Armstrong en formas cóncavas y convexas. 

En las zonas de circulación, los techos adquieren una longitud horizontal. Dispuestos en bandas, la solución general es “Metal Flush Tegular”. En algunos puntos donde se oculta un sistema de iluminación indirecta, se combinan las placas con la perfilería perimetral “Axiom Knife Edge Canopy”. 

El sistema de perfilería “Axiom Knife Edge Canopy” sirve también para configurar los techos flotantes que se han diseñado para las diferentes salas de reuniones y de recepción. Sobre las mesas o mostradores, se suspenden unas estructuras de aluminio extruido que sostienen placas “Metal Microperforado Clip-in 5mm”. Esta solución facilita la inteligibilidad y la claridad en las conversaciones al controlar correctamente la absorción y reducir el sonido. 

Las áreas de trabajo generales son espacios abiertos delimitados entre sí por unos paneles de vidrio serigrafiados. En estos espacios, donde las voces, los teléfonos y los equipos de oficina pueden causar distracciones importantes, fue necesario optar por soluciones acústicas que tengan niveles óptimos de absorción de sonido. Por esta razón, se instaló el techo acústico “Axal Canopy”en placas 50x50. Se establecieron dos tipos de perforación de las placas según las zonas donde se precisa mayor o menor absorción acústica. Al tener la perfilería disimulada, la estética resultante es nítida y compacta.

Los aseos se solucionaron con el techo de fibra mineral “Ultima Vector”. Su acabado es complemente suave, sin perforar, por lo que hace que sea una solución acústica de alta durabilidad y muy resistente a la humedad. El rendimiento acústico, además, es excelente para absorber y atenuar el ruido que se genera en estas áreas. Finalmente, en el techo exterior del edificio se han instalado bandas metálicas lisas con sistema de clip-in que permiten una fácil limpieza y mantenimiento.

 

Fuente: Construarea

http://www.construarea.com/suscripcion_rss/detalle/-/asset_publisher/M9co/content/diseno-acustico-de-las-nuevas-oficinas-de-cajamar

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba