Los peritos achacan el derrumbe a que la zanja medía el triple de lo proyectado

La causa del derrumbe mortal de la calle Palomares, en el que perdió la vida un matrimonio, fue la apertura, en el solar contiguo a la casa siniestrada, de una zanja tres veces mayor de lo proyectado para la cimentación, "una barbaridad" ante la cual era "casi imposible que el muro aguantara", según coincidieron ayer en el juicio hasta cinco peritos. Por estos hechos, el fiscal solicita penas que suman 26 años y cinco meses de prisión para seis acusados: el promotor, el contratista principal, el encargado de la obra, el arquitecto, el arquitecto técnico y el maquinista de la retroexcavadora.

El método dispuesto para hacer la cimentación en el solar era el de bataches , una técnica constructiva "preventiva" que "hubiera evitado el desplome" y que consiste en excavar pequeños tramos alternos y hormigonar para no afectar a la estabilidad del terreno y las edificaciones contiguas. Sin embargo, según los peritos, se abrió una zanja de 12 metros, cuando el máximo proyectado era de cuatro. "Se hizo una excavación extralimitada en longitud", apuntaron para concluir que la causa del derrumbe fue "la inexistencia de bataches " en esos 12 metros y que, por contra, se hiciera una "excavación continua" incumpliendo la técnica de ejecución prevista. Se cometió, según uno de los peritos, "una barbaridad", una "anomalía", algo "gravísimo" como fue abrir una zanja de esa dimensión junto al muro medianero de la casa siniestrada.

¿Tuvo algo que vez que el muro pudiera encontrarse en mal estado de conservación? Los peritos fueron tajantes. Primero, "no estaba en ruina", como alega alguna defensa, y, segundo, con semejante excavación "se hubiera caído en cualquier caso". Y algo muy significativo: la parte de muro junto a la que sí se habían hecho los bataches no se derrumbó; solo se desplomó la que estaba al lado de la zanja. ¿Pudo entonces influir que lloviera o que días antes hubiera un movimiento sísmico? "A cuatro metros --la longitud proyectada-- puede llover, puede tronar, lo que no tiene solución es lo que aquí se ha hecho", una excavación del triple de lo previsto, dijo un perito. Y concluyó: "Se ha caído porque hay una zanja abierta de 12 metros".

A preguntas de la juez sobre cuál pudo ser "el móvil", la razón por la que no se cumplió lo proyectado, un perito apuntó que "puede ser un tema económico". "Lo que es evidente --añadió-- es que el precio por batachees superior al de zanja corrida". Quizás lo que habían hecho correctamente "le salió caro" y optaron por una solución más económica. Eso sí, advirtió de que era una especulación.

En la segunda jornada del juicio, el capataz y la arqueóloga declararon que fue el constructor quien ordenó seguir con la zanja porque "había que ir rápido". El acusado, sin embargo, había negado esta versión.

 

Fuente: Diario Córdoba

http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/los-peritos-achacan-derrumbe-a-que-zanja-media-triple-de-lo-proyectado_762667.html

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba