La moratoria 'antidesahucios' de dos años podría engordar la hipoteca hasta un 43%

El nuevo Decreto Ley aprobado por el Gobierno para paliar los efectos de los desahucios y del que, según el ministro de Economía, Luis de Guindos, podrían beneficiarse hasta 621.000 familias, parece haber dejado algunos cabos sueltos.

A pesar de que la medida puede suponer un gran alivio para algunos deudores y podrán dejar de pagar su hipoteca durante un máximo de dos años sin perder su casa, tras los 24 meses respectivos, la deuda podría llegar a aumentar un 43%.

Según Helpmycash, portal especializado en la comparación de productos bancarios, "los bancos seguirán cobrando a estas personas sin recursosintereses de demora que pueden llegar a ser del 20%".

Así lo afirma el juez decano de Madrid, José Luis González Armengol: "Lo que ha aprobado el Gobierno no es una moratoria, sino una suspensión del desalojo, de forma que durante esos dos años la deuda se seguirá generando y los elevados intereses de demora la seguirán aumentando".

Según las palabras de González Armengol, recogidas por este portal,"el Real Decreto-Ley no dice nada sobre los intereses de demora y es un fundamento del Derecho que donde hay mora, hay intereses, por lo que cualquier juez al que le llegue un caso tendrá que aceptarlos".

¿Cuántos intereses puede acumular el hipotecado tras dos años?

Así, según calculan desde Helpmyscash.com, estos intereses acumulados durante los dos años de moratoria "variarán según la cuota de cada hipotecado y los intereses que marque el contrato" (Euribor + 4% o 7% sobre el tipo aplicado en la hipoteca). De esta manera, por ejemplo, una persona que tenga una cuota de 1.000 euros y un interés de demora del 20%, un año sin pagar le supondría 1.362,75 euros más, mientras que dos años sin pagar le costarían 5.613 euros en intereses de demora.

Según apuntan los expertos, "también es posible que algunos bancos se acojan a su derecho, recogido en cualquier contrato, de cobrar en caso de impago toda la deuda pendiente en un solo pago". En este caso, "los intereses se aplicarían sobre el pendiente total y las cifras serían muy diferentes".

Así, según los cálculos de la web especializada en la comparación de productos bancarios, para una cuota mensual de 1.000 euros (correspondiente a una hipoteca de 250.000 euros, a 25 años y a Euribor + 1,5%), suponiendo que todavía quedase por pagar al hipotecado 220.000 euros, los intereses que se generarían serían de 95.444 euros, con lo que la nueva deuda habría aumentado un 43,4%, hasta 315.444.

A estas cifras habría que sumar también la comisión de reclamación por posiciones deudoras (35 euros cada vez que el banco reclame su deuda, la comisión por devolución de impago de recibo (alrededor de seis euros, aunque no todos los bancos lo cobran) y los gastos del abogado del banco (en el caso de que decida proceder a una ejecución hipotecaria).

 

Fuente: ElMundo

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/21/suvivienda/1353501617.html

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba