Bacterias que reparan el hormigón

Las bacterias del concreto son activadas por agua, reparando las rajaduras.
El concreto es el material de construcción más usado en el mundo, pero la acción del agua y productos químicos tienden a erosionarlo con el tiempo, pensando en esto los investigadores de la Universidad Técnica de Delft en Holanda han desarrollado un tipo de hormigón que consiste en bacterias productoras de calcita (carbonato de calcio), que confiere propiedades de auto-reparación al concreto. 

Esta nueva tecnología podría ir aumentando exponencialmente la vida útil de las estructuras y reducir considerablemente los costes de mantenimiento, especialmente para estructuras de hormigón armado enterrados o inaccesibles.


El material fue creado el 2009 por el microbiólogo Henk Jonkers, desde entonces el ingeniero Eric Schlangen ha estudiado y mejorado el material. Schlangen adiciona bacterias y nutrientes (lactato de calcio) al mortero. Las bacterias son inofensivas para la salud humana y permanecen latentes durante la mezcla y gran parte de la vida útil de la estructura de hormigón, que se activarán sólo en presencia de agua. 
 
De esta manera cuando aparecen grietas emergentes en la estructura las  bacterias alcalófilas incorporadas serán expuestos a un ambiente ácido, que despierta la producción de calcita. Este material llenará lentamente las cavidades por dentro y fuera, sellando cualquier agujero o fisura a través de la cual los agentes ambientales agresivos podrían penetrar y causar la degradación de la armadura de acero y hormigón. El material se encuentra aún en la fase de pruebas en la Universidad Técnica de Delft (Holanda), según Henk Jonkers el material es capaz de curar completamente grietas de 0,5 mm  de ancho en el laboratorio sólo con la acción del agua. La expectativa es que el producto pueda ser comercializado en dos o tres años después de pruebas externas para diferentes tipos de hormigón.

El reto principal es asegurar que el agente "curador" sea lo suficientemente fuerte para sobrevivir al proceso de mezcla del hormigón. Para ello, es necesario aplicar ciertas partículas, algo que se suma a este proceso. Con respecto al aumento en el costo del producto, Jonkers sostiene que un aumento del 50% en el costo de hormigón representaría sólo del 1% al 2% de los costes totales de la construcción, más baja que en un mantenimiento de hormigón deteriorado.
Fuente: http://eleciencia.blogspot.com.es/2012/11/bacterias-que-reparan-el-concreto.html

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba