Un lucernario vuelve a llenar de luz el mercado Sánchez Peña

"Hombre, esto es otra cosa. Así da gloria enseñar los productos", decía ayer una mujer en un puesto de pescado del mercado Sánchez Peña, de la Corredera. La frase venía a resumir mejor que nada todas las declaraciones de los responsables políticos y técnicos en la presentación del nuevo lucernario que cubre el patio central del mercado, devolviéndole su luz natural y propiciando un enorme ahorro en gasto eléctrico, tanto por iluminación artificial como por calefacción e incluso aire acondicionado.

El lucernario en sí ha sido instalado en apenas tres meses, y sin interrumpir la actividad comercial del mercado, por la empresa Ejuca, todo ello por 119.359 euros "de inversión, que no de gasto", explicaba un satisfecho Ricardo Rojas, concejal de Comercio y Vía Pública, dando cuenta del ahorro energético que a partir de ahora se tendrá en este recinto municipal y que con el tiempo, confía el edil, llegará a amortizar lo gastado.

Para Rojas, la obra es un ejemplo de buena gestión pública, sobre todo en estos momentos de crisis en donde no se pueden pensar en grandes proyectos y en donde hay que sacar a cada obra todo el partido posible, por ejemplo, "mejorando las condiciones del mercado, lo que atraerá a más clientes y relanzará la actividad, a la vez que ahorramos dinero en energía".

El lucernario sustituye a la anterior cubierta de moderno diseño de placas opacas de policarbonato, pero que se degradaban rápidamente y había que sustituirlas cada diez años. El deterioro también daba lugar a goteras y se acumulaba el polvo, por lo que el sistema de apertura se dejaba de usar, cuando no quedaba directamente bloqueado.

 

Un vidrio especial elimina el 40% del calor y permitirá un notable ahorro

 

Según explicó ayer la arquitecta del servicio de proyectos de la Gerencia de Urbanismo Piedad Aroca Pavón, la nueva estructura termina de una vez con los problemas de goteras agua, recupera la imagen de mercado abierto y garantiza la durabilidad de la instalación, tras reforzarse la estructura de aluminio y utilizar un vidrio especial que permite el paso de la luz solar, pero que elimina un 40% de la radiación infrarroja (y por tanto el calor) y filtra los rayos ultravioletas, todo ello impermeabilizando térmica y acústicamente el recinto, con lo cual incluso se ahorrará en aire acondicionado en verano a pesar de parecer que se está expuesto al sol. Además, la nueva estructura permite su fácil limpieza y mantenimiento y tiene un sistema de ventilación, todo ello junto a una barandilla perimetral de vidrio traslúcido.

 

Fuente: Diario Córdoba

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba