Ciudades del Futuro, Ciudades Digitales y Ciudades Ubicuas

Es un día común y usted está revisando su correo electrónico, el estado del tráfico y el clima en la ciudad mientras se cepilla los dientes y se prepara para ir a trabajar, esto lo hace a través de uno o varios espejos, cuadros y/o televisores en su camino, claro está, si usted es de los que les gusta caminar por toda la casa mientras se cepilla los dientes. Además, estos dispositivos le sugieren las mejores vías o métodos para llegar a su trabajo dependiendo de su itinerario para el día, el tránsito en el camino, su estado de ánimo, sus posibles compañeros de viaje, etc.

 
Usted decidió usar su carro, así que solo tiene que salir a la calle para encontrarlo, esperándolo con el motor debidamente preparado, los sistemas chequeados y con sus preferencias de temperatura y ergonomía perfectamente ajustadas. Iniciado su recorrido, su automóvil podría mostrarle, además de la indicaciones que usted necesita para navegar la ciudad de una forma segura, información adicional acorde con sus preferencias, como por ejemplo, la inauguración de una nueva galería de arte o bar en su camino, así como sugerirle invitar a la persona que va en un automóvil cercano a usted la cual comparte los mismos intereses y con la cual usted se tropieza constantemente en diferentes lugares y eventos de la ciudad, sin usted haberlo notado.
Su destino cambia repentinamente por una llamada de su jefe, ahora usted se dirige a un auditorio desconocido a realizar una conferencia sobre ciudades futuras en alguna universidad en la que nunca ha estado. Una vez fuera de su automóvil, usted encuentra indicaciones de su destino en diferentes dispositivos en su camino. Antes de llegar al auditorio, en una máquina dispensadora lo espera el café que usualmente toma a esa hora en la oficina, cuyo costo por supuesto ya ha sido debitado de su cuenta de ahorros o de la de su empresa dependiendo sus privilegios. Ahora usted está frente a los asistentes, con la primera diapositiva de su presentación en la pantalla y listo para iniciar, todo esto con una mínima o nula participación de su parte.
Estos son solo algunos de los escenarios que se esperan encontrar en las ciudades ubicuas, pero, ¿qué conceptos hay detrás de estas situaciones que parecen ser escenas de alguna película de Steven Spielberg?, ¿Cómo se podrían definir estas ciudades y que las caracteriza? Y finalmente, una de las más grandes incógnitas es, ¿Cómo llegar a una ciudad así?, ¿Cuáles son los requisitos a cumplir?.

Ciudades Digitales

Las ciudades digitales tienen como objeto la interacción de todos los actores presentes en la vida de una ciudad (autoridades, ciudadanos, empresas, visitantes, etc.) a través del uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), para facilitar la inclusión y el desarrollo de las comunidades. En la actualidad, las nuevas generaciones aprecian los beneficios de estar conectados a través de las TIC y poder realizar sus transacciones en forma virtual. Además de ser eficientes, estos mecanismos mejoran sustancialmente la calidad de vida y aumentan la productividad de las personas y los negocios. Por esta razón, una ciudad digital pone a disposición de sus actores diferentes tipos de servicios que podrían clasificarse en tres grandes grupos:
  • Servicios de acceso libre, tales como contenidos de interés general o dirigido a comunidades en particular (bienestar, entretenimiento, aficiones etc.; servicios de comercio electrónico, incluidos aquellos mecanismos de transacciones y pagos).
  • Soluciones de negocios entre empresas o entre empresas y consumidores, e-learning o capacitación vía web, etc.
  • Servicios al ciudadano, a través de los cuales los habitantes y visitantes de la ciudad pueden relacionarse con las entidades de gobierno o de otra índole para realizar transacciones o buscar información.

Ciudades Ubicuas (U-City)

Estas ciudades constituyen un paso más adelante de las “Ciudades Digitales”, ya que las redes de comunicaciones tanto cableadas como las inalámbricas se hacen posibles, a través de interconexiones imperceptibles para los usuarios y a través de dispositivos electrónicos que cada vez tienen menor tamaño,  la oferta de “servicios ubicuos”, servicios que se basan en la información contenida en todos los sistemas de información disponibles para el ciudadano.

Las ciudades ubicuas se basan en sistemas RFID(identificación por radiofrecuencia), tarjetas inteligentes, sistemas de interacción y localización geográfica, computación sensorial y, obviamente, redes de comunicaciones sofisticadas que permitan que cualquier aparato se conecte a Internet y pueda ser utilizado en forma remota.

Estos servicios ubicuos estarán disponibles para todas las personas, en cualquier momento, desde cualquier lugar y sobre cualquier dispositivo, con el objetivo de mejorar el nivel de vida de la comunidad mediante el acceso a los principales sistemas de información residencial, sanitario, comercial y gubernamental, compartiendo información a través de dispositivos no solo móviles sino también integrados en las casas, calles y edificios de oficinas.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba