El 'banco malo' se quedará los pisos de la banca a precios 'pre-burbuja'.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirma que la Sociedad de Gestión de Activos (SoGA), o "banco malo", comprará "fundamentalmente" los activos inmobiliarios que se han adjudicado las entidades financieras a un precio "reducido" y tendrá 10 ó 15 años para venderlos, con el objetivo de no incurrir en pérdidas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De Guindos aseguró que "el mal llamado banco malo", que asumirá "activos no tan malos", es decir, sólo parte de los 180.000 millones en que se valoran todos los créditos morosos y de difícil recuperación en poder de la banca. La sociedad entrará en funcionamiento a finales de noviembre para aislar los inmuebles de las entidades con ayudas públicas.

Tras asegurar que los activos que pasarán a formar parte del 'banco malo' serán "fundamentalmente" los adjudicados -viviendas procedentes de particulares y empresas a cambio de cancelaciones hipotecarias y embargos-, no quiso especificar el detalle y afirmó que el núcleo de las compras será el "crédito promotor problemático" por ser "el activo más tóxico".

 

En cuanto a los precios de adquisición, el Banco de España será el encargado de fijarlos, aunqueserán precios "pre-burbuja inmobiliaria", es decir, "los adecuados para que la sociedad gestora sea viable y no genere pérdidas y que en última instancia no tenga impacto para el contribuyente".

De Guindos consideró que la tarea será "sencilla" dadas las "grandes provisiones" realizadas por las entidades financieras para cubrir la pérdida de valor de esos activos tóxicos.

De hecho, recordó que la reforma de febrero obligaba a las entidades financieras a provisionar el 80% del valor del suelo que se hubiera adjudicado por el impago de los créditos.

Recorrido de 15 años

La reforma financiera aprobada por el Consejo de Ministros regula el marco general de funcionamiento de la sociedad de gestión de activos o "banco malo", que tendrá un horizonte de actuación de 10 ó 15 años. La sociedad podrá adoptar la forma de sociedad anónima o fondo fiduciario.

El capital inicial será aportado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con parte de los 100.000 millones de euros aportados por Bruselas para sanear el sistema financiero.

Accionistas privados y el Frob

En cualquier caso, el ministro destacó que la participación del FROB en ese banco malo será minoritaria, ya que habrá una mayoría de inversores privados.

El FROB, además, tendrá capacidad para obligar al traspaso de esos activos a las entidades con ayudas.

El "banco malo" pagará los activos con deuda que será descontable en el Banco Central Europeo (BCE), de forma que las entidades conseguirán así una vía de financiación indirecta.

 

Fuente: ElMundo

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba