Eccehomo, casi arte contemporáneo

Eccehomo, casi arte contemporáneo

No hay mal que por bien no venga. Entre el Eccehomo de Borja y losasaltos y marchas del SAT, España ha colocado en la prensa internacional un par de variaciones sobre los recortes y la crisis, o los ha cambiado temporalmente por los repintes y los entremeses.

Aquí surgen emprendedores, porque los hay: ya se venden camisetas del Eccehomo, crêpes del Eccehomo, hay aplicaciones de móvilpara tunearlo con fotos, varias bodegas han registrado la marca y buscan la imagen de la fallida restauración para etiquetar los nuevos caldos de esta vendimia y el «merchandising» no ha hecho más que comenzar. A estas alturas casi sería mejor que no lo reparasen y dejaran la iglesia de la ciudad aragonesa como está.

Un inversor con dos millones

El Eccehomo se ha hecho tan famoso como la prima de riesgo. Incluso, como publicaba ABC, ha atraído una inversión extranjera, algo que ya es inaudito: un británico estuvo dispuesto a pagar hasta dos millones por la obra destrozada...

Ante el éxito mundial y el reguero de pólvora de las redes sociales, habrá quien piense que, en España, mientras destruyas con gracia, o asaltes supermercados con gracia, no pierdes la simpatía popular. Pero eso es quedarse corto.

Ni redes sociales ni prensa internacional. ElEccehomo de Borja es puro arte contemporáneo, un happening de arte poveray octogenaria, en la que un artista, con su avatar de tierna abuelita con un par de cursos de pintura al óleo, ha sabido retratar toda nuestra época en un metro cuadrado. Y por el precio que le puso el inversór inglés, bien daría el pego...

Cosas más raras -y menos divertidas- hemos visto en ARCO o en losmuseos autonómicos del ramo, esos que ya no saben muy bien cómo financiarse. La autora Cecilia Giménez se arremangó y ha sabido provocar con su pieza un pequeño terremoto de gestión cultural y mercadotecnia. Así es la cultura contemporánea, amplificable, global, sin fronteras ni géneros decantados definitivamente.

Toda una lección, incierta pero lección. Un fenómeno que merecería algunos análisis así que pasen unos meses...

 

La restauración saca a la luz otras fallidas

 

La repentina fama surgida en torno a la polémica "restauración" del ya conocido a nivel mundial eccehomo de Borja (Zaragoza) ha sacado a través de las redes sociales otra poco afortunada intervención en laCartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, en la localidad monegrina de Sariñena (Huesca).

Este caso, recuperado a principios de semana por los responsables delblog "osmonegros", refiere la osadía de una pintora aficionada que hace más de medio siglo dibujó y coloreó, en la misma sala donde pintó sus frescos Fray Manuel Bayeu, cuñado de Goya, unas imágenes pastoriles y religiosas de acusado infantilismo.

En el blog se considera este hecho "un despropósito pictórico más en Aragón, un desastre perpetrado al estilo eccehomo, en un lugar que debería estar protegido por ser un Bien de Interés Cultural". Se relata, además, que esta intervención fue hecha por una sobrina de las hermanas Bastarás, propietarias del edificio, sobre el yeso de unas paredes del claustro de galerías de la Cartuja, junto a las valiosas, pero muy deterioradas, pinturas de Bayeu.

Los autores del blog vinculan esta situación al estado "lamentable" en que se encuentra el edificio de la Cartuja de las Fuentes y la falta de decisión y "dejadez" tanto de los propietarios del edificio como del propio Gobierno aragonés, que en 2001 lo catalogó como Bien de Interés Cultural.

Denuncian falta de limpieza en el edificio así como "excrementos de palomas por sus pasillos, ventanas rotas, grietas que se van abriendo en el cenobio monegrino, el tejado de la torre hundido, la vegetación que se apodera del espacio y los murales (de Bayeu) cayéndose a pedazos, agrietados y afectados por la humedad". "Sencillamente tanta dejadez es un delito contra nuestro patrimonio y tan responsable son los propietarios como el Gobierno aragonés", añaden.

La restauración de Borja saca a la luz otra obra fallida: el «eccehomo de los Monegros»
ABC
Pintura de la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes

Las imágenes de la pintora aficionada, que no se consideran una restauración al no afectar a las originales y que en las redes sociales fueron bautizadas ayer como "el eccehomo de los Monegros", fueron realizadas en una pared de la que colgaban 32 cuadros apaisados de Bayeu con escenas de la vida de San Bruno.

Sin reparación ni mantenimiento

La situación de la Cartuja de las Fuentes enfrenta desde años atrás al Gobierno aragonés con la familia propietaria, a la que se ha instado a realizar obras de reparación y mantenimiento y a posibilitar un régimen de visitas para el público interesado. El Ejecutivo autónomo rechazó recientemente la oferta de la familia de traspasar la propiedad del edificio a manos de la comunidad autónoma a cambio de liquidar el impuesto de sucesiones generado a raíz del fallecimiento de una de las hermanas propietarias.

La decisión fue criticada por la asociación Acción Pública en Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa), que acusó de "incompetencia" a los responsables autonómicos por rechazar la propiedad del edificio y eludir su responsabilidad en el cuidado de las pinturas de Bayeu.

Según esta asociación, "este monasterio es una magnífica arquitectura del siglo XVIII a la que acompañan unas impresionantes pinturas realizadas por el hermano cartujo fray Manuel Bayeu", que, según afirman sus responsables, están en "grave peligro".

 

Fuente: ABC, http://www.abc.es/20120829/cultura-arte/abci-eccehomo-fronteras-201208291300.html

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba