Y seguimos con el aeropuerto...

El aeropuerto inicia hoy su nueva etapa con un horario reducido a la mitad.

 

El aeropuerto de Córdoba inicia hoy una nueva etapa en la que su actividad se verá reducida a la mitad. El ente estatal AENA pone en práctica a partir de hoy los recortes de horarios anunciados para los 17 aeropuertos de su red con menos de 500.000 pasajeros, entre los que está Córdoba. Como consecuencia de esta medida, el aeropuerto pasa de estar operativo 91 horas semanales a 42 y de 13 horas diarias a 6. Así, la actividad se concentrará entre las 9.00 y 15.00 horas, aunque estará totalmente operativo para situaciones de emergencia y trasplantes. Queda a expensas de la mesa de negociación el futuro de la plantilla, integrada por 31 personas más el director.

Estos ajustes llegan en un mal momento para el aeropuerto, que tiene su pista recién ampliada y casi preparada para poder albergar vuelos comerciales de mayor envergadura que los que podía acoger antes de las obras. Para ello, falta desde hace meses que Endesa pueda soterrar una línea de alta tensión, para lo que sigue esperando permiso de Fomento, que debe exponer qué planes tiene para el resto de proyectos sin ejecutar --terminal, hangares y plataforma--.

Los trabajadores ven en esta medida "un cierre encubierto". El delegado de CCOO, Pedro Pablo Gómez, afirma que sin el soterramiento y con la bajada del horario, el aeropuerto "ya no vale nada" y "no será atractivo para ninguna compañía". Gómez asegura no entender "que se hayan gastado 72 millones" en la ampliación de la pista "para que ocurra esto". Además, teme que la plantilla se vea reducida a ocho personas. Denunció también los perjuicios que les provoca la nueva situación, que les obliga a "estar localizados 18 horas diarias por 4 euros".

 

EXPROPIACIONES El alcalde, José Antonio Nieto, se refirió ayer a la situación del aeropuerto y a las negociaciones con AENA sobre el coste de las expropiaciones. Nieto reiteró su negativa a pagar los 17 millones que reclama AENA, que supondrían la "quiebra" del Ayuntamiento. Explicó que ya ha mantenido reuniones con Fomento y AENA "y ya se ha desbrozado toda la información necesaria", por lo que "vamos a tratar de cerrar un acuerdo al más alto nivel para conseguir que eso no se produzca --el pago--, que Córdoba tenga en las mejores condiciones posibles lo que hasta ahora no ha podido tener por incompetencia o mala gestión". Nieto espera que la reunión sea en septiembre.

 

Nieto cifra en 150 millones el coste total de las instalaciones

 

El alcalde cifró ayer en 140 o 150 millones de euros el coste total del aeropuerto si se llega a ejecutar con la totalidad de las instalaciones previstas. Cabe recordar que la terminal, hangares y plataforma licitadas y sin adjudicar desde hace años se presupuestaron en 53 millones, con lo que la pista habría superado los 87 o 97 millones. Nieto insistió en que solo se ha ejecutado en torno al 30% de las actuaciones previstas, "con un sobrecoste notable", y comparó el aeródromo con el de Gerona, "superior al que habrá en Córdoba" y que costó menos, 110 millones.

Respecto a los planes de Fomento para el aeropuerto, el alcalde dejó claro que "no se puede adelantar ahora lo que se atrasó antes" y recordó que "la exalcaldesa, Rosa Aguilar, dijo que a final del 2009 o principios del 2010 habría líneas regulares volando en el aeropuerto", cuando la realidad es otra. Por ello, señaló que "ahora hay que enderezar la situación que se hizo mal, orientarlo en condiciones y que Córdoba tenga el mejor aeropuerto que podamos ofrecer a los ciudadanos".

Nieto negó que la compañía Hellit esté interesada en operar en Córdoba, tal y como avanzó la semana pasada el portavoz del grupo municipal de IU, Francisco Tejada. Fuentes de la propia compañía dijeron ayer a este periódico que, de momento, el aeropuerto no está en sus planes, aunque sin cerrar esa posibilidad en un futuro.

 

Suena a chiste

 

Todo lo que está ocurriendo con el aeropuerto suena a chiste. Nadie hubiera imaginado hace años en lo que han quedado aquellas discusiones interminables sobre la ubicación más adecuada para el aeródromo, la polémica por la compra de más de un centenar de casas y su posterior derribo, las rutas comerciales que ya se vislumbraban y los ambiciosos planes plasmados en un proyecto a medio hacer, que no solo no despega sino que mengua.

 

Fuente: Diario Córdoba. Isabel Leña

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba