Alfaros se corta hoy 21 días para pulir el firme y reducir el ruido.

De acuerdo a las previsiones del Ayuntamiento y de la empresa adjudicataria de la obra (la firma de Quintana de la Serena Granitos los Bayones), a partir de hoy y a lo largo de los próximos 21 días la calle Alfaros estará cerrada al tráfico al estar previsto someter la calzada a una obra de mejora. Los trabajos consistirán en la reposición del taqueado de granito en las inmediaciones de la Puerta del Rincón, muy deteriorado por el denso tráfico que soporta la zona, y en el lijado y pulido de la calzada en dos franjas para reducir en un 30%, según los cálculos municipales, el ruido del tráfico.

La obra, con un coste de 51.217 euros, responde a una vieja reivindicación de los vecinos, especialmente desde que la calle Cruz Conde quedó cortada a la circulación y Alfaros absorbiera el grueso del tráfico que entra en el Casco Histórico. De hecho, y cuando la obra en Alfaros esté concluida, el Ayuntamiento prevé instalar una cámara de seguridad para hacer cumplir la prohibición de circular por la calle San Fernando salvo para residentes en el entorno. Con ello se pretende que el tráfico privado no autorizado deje de usar de una vez el eje Alfaros-San Fernando para atravesar el Casco Histórico, con lo que se conseguiría reducir el tráfico en Alfaros otro 30%.

Las obras en Alfaros se desarrollarán en dos fases, para las que se han diseñado planes alternativos de tráfico que permiten a los vecinos acceder a sus casas y cocheras aunque, eso sí, dando una gran vuelta en algunos casos (ver los gráficos adjuntos). En la primera fase, desde hoy y hasta el día 31, se cortará desde la Puerta del Rincón hasta la confluencia con la calle Juan Rufo. En una segunda fase, del 1 al 10 de septiembre, será toda la calle la que se corte, aunque se garantiza el acceso a los dos hoteles desde Capitulares y a las cocheras. Paralelamente, también hay un plan alternativo para las tres líneas de bus que pasan por Alfaros: la línea 3 (que en Colón se desviará por Tejares, Vallellano y la avenida de Cádiz), la línea 7 (que se desvía por Ollerías, avenida de Barcelona y Virgen Milagrosa) y la línea 12, que irá por Ollerías, avenida de Barcelona y Puente de Miraflores.

El presidente de la asociación vecinal de la zona, Jerónimo Carrillo, ya ha manifestado su satisfacción por esta obra, largamente demandada en una campaña de protesta de cuatro años, aunque insiste en reclamar más medidas para reducir el ruido y el tráfico en la zona.

 

Fuente: Diario Córdoba

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba