Fomento de la eficiencia energética y el uso de energías renovables en las viviendas del Ivima.

La Comunidad de Madrid ha potenciado las medidas de sostenibilidad en las viviendas del Ivima para alcanzar cada vez mayores estándares de calidad, incrementar su eficiencia energética y reducir los consumos y gastos de mantenimiento. Así lo ha expresado el director general de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid y gerente del IVIMA, Juan Van-Halen, durante una visita a una promoción del Plan de Vivienda Joven “Móstoles Sur”, donde estuvo acompañado del alcalde de la localidad, Daniel Ortiz.

 

Se trata de una promoción de 102 viviendas de protección pública en régimen de alquiler para jóvenes premiada el pasado mes de mayo por el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, dentro del concurso “Arquitectura en positivo”.

 

El jurado valoró especialmente el ahorro energético del edificio y su bajo coste de mantenimiento y lo seleccionó como uno de los 50 proyectos en ejecución más destacados del territorio nacional. Se trata de un galardón que se suma a los ya recibidos por otras promociones del Ivima, como los premios ASPRIMA 2011 y 2012, la Publicación de Buenas Prácticas de Eficiencia Energética en vivienda protegida 2010 o el premio ENDESA a la promoción inmobiliaria más sostenible en 2009, entre otros.

 

Según Van-Halen, estos reconocimientos “constatan una vez más que la Comunidad de Madrid se ha convertido en un referente de la promoción pública en toda España no sólo por sus cifras, sino también por el incremento de la calidad y estética de sus viviendas, que se han modernizado al tiempo que han incorporado los criterios de sostenibilidad y eficiencia energética sin que se hayan incrementado los costes”.

 

Entre estas medidas de sostenibilidad y eficiencia energética hay algunas tan sencillas como la orientación o la disposición de los edificios, ubicados siempre de forma que no proyecten sombra sobre otros y con un periodo de soleamiento mínimo de dos horas al día en la estancia principal durante los meses de invierno. Además, y para favorecer la ventilación natural, estas deben tener al menos dos orientaciones, preferentemente norte y sur, y se fomenta el acristalamiento de esta última fachada.

 

Junto al empleo de elementos de control solar como persianas y parasoles exteriores fijos o móviles, según orientaciones, las viviendas del Ivima cuentan con plantaciones de árboles de hoja caduca, puesto que son permeables a la luz del sol en invierno y proporcionan sombra en verano.

 

El Ivima ha privilegiado también las instalaciones centralizadas de calefacción con contador individual de consumo en promociones de más de 30 viviendas y la instalación de paneles solares térmicos para la producción de agua caliente sanitaria. En las instalaciones centralizadas se sobredimensiona la contribución solar de forma que permite apoyar al sistema de calefacción y hacer más eficiente las instalaciones térmicas.

 

Si las fuentes de energía habituales son el gas natural y los paneles solares, en municipios donde no hay gas natural la alternativa elegida por el Ivima ha sido la biomasa, un combustible más barato y con calificación energética A que supone además la valorización de los residuos, permite aprovechar recursos propios y el desarrollo de empresas nacionales.

 

Entre estas medidas de sostenibilidad destaca también la introducción de un servicio de gestión energética para instalaciones centralizadas. Este gestor garantiza el mantenimiento y buen funcionamiento de las instalaciones, posibilita la mayor eficiencia energética de la instalación y reduce la contaminación al ahorrar combustible, al tiempo que permite al usuario controlar el gasto a la vista de su contador individualizado.

 

Junto a las campañas de fomento del ahorro de agua por parte de la Comunidad de Madrid, el Ivima ha introducido en sus promociones elementos tales como reductores de presión, cisternas con sistema de doble descarga o grifos con aireadores o perlizadores, o economizadores de chorro. Igualmente, destaca el reciclaje de aguas grises o pluviales para el riego y el desarrollo de jardinería de bajo consumo, con especies que demandan poca agua y la instalación de sistemas de riego por goteo.

 

Otra de las medidas de sostenibilidad destacada en las viviendas del Ivima es el sistema de ventilación mecánica, que incorpora elementos electro-mecánicos que impiden las pérdidas de calor o de frío que se producen con la apertura de las ventanas.

 

Fuente: Inmodiario

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba