Las embajadas 'venderán' el excedente pisos en el extranjero.

Parece que la solución al mercado inmobiliario español sigue estando fuera. El Ministerio de Asuntos Exteriores informará a través de las embajadas de las reformas urbanísticas en las que trabajan el Gobierno y las Comunidades Autónomas, como la nueva Ley de Costas. El Ejecutivo buscará con ello favorecer la compra de pisos en zonas turísticas por parte de ciudadanos extranjeros. Enclaves donde se encuentra la mayor parte del excedente de pisos existente en el país y que asciende, según los últimos datos oficiales a más de 687.000 viviendas.

El titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha informado de esta medida ante la demanda de los promotores inmobiliarios de que el Ejecutivo utilice el proyecto de la 'Marca España' para dar salida a lasmiles de viviendas que hay en venta en las costas e islas. Una dirección hacia la que ya apuntó el anterior Gobierno socialista, que impulsó un 'road show' por Europa para comercializar directamente, junto con otros agentes del sector, la sobreofertas de inmuebles españoles.

En una rueda de prensa junto con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en el Palacio de Viana de Madrid, García-Margallo ha admitido que su departamento puede ayudar a difundir los cambios legales que hay en marcha.

 

Entre ellos, destaca la reforma de la Ley de Costas, con la que se pretende ampliar las concesiones de las propiedades situadas en el dominio público marítimo terrestre a 75 años, medida de la que se beneficiarán numerosos propietarios extranjeros.

La intención es que una vez que el Gobierno apruebe la nueva normativa costera -ahora está en fase de anteproyecto- y las CCAA modifiquen a su vez sus leyes urbanísticas, Exteriores daría a conocer estos cambios en los países donde hay más interés por el mercado inmobiliario español, como Reino Unido, Alemania o Francia.

García-Margallo ha recordado que ha habido en los últimos años algunosinformes del Parlamento Europeo (PE) en los que se venía a denunciar una falta de seguridad jurídica en la adquisición de pisos. El ministro ha admitido que este hecho "ha deteriorado las posibilidades de venta de inmuebles".

 

Fuente: El Mundo

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba