Revisar las instalaciones eléctricas evitaría 7.000 accidentes domésticos.

Las cifras anuales de víctimas por incendios causados por fallos eléctricos ascendieron en 2007 a una media de 150 muertos y 1600 heridos. Según el informe DADO (Detección de Accidentes Domésticos y de Ocio) el número de accidentados por contacto con la corriente eléctrica en España ascendió a más de 7.000 personas por año.

En España se producen 7.300 incendios anuales de origen eléctrico según La Asociación internacional de Incendios (CTIF) y la de Seguridad de Usuarios de Electricidad (FISUEL), que además aseguran, son provocados en su mayoría por sobrecargas en los cables y degradación del aislamiento de éstos. Las pérdidas materiales, daños y perjuicios se cifran en más de 100 millones de euros anuales.

El Libro Azul de la Electricidad (estudio sobre el estado actual de las instalaciones eléctricas en las viviendas de España) confirma la mala situación de las instalaciones españolas, y estima en 14 millones las viviendas inseguras, 9 millones de ellas construidas antes de 1975. Entre las deficiencias más recurrentes, el informe señala principalmente hacia secciones de cable insuficientes, falta de circuitos, ausencia de elementos de protección e inexistencia de red de tierras.

Ante tales deficiencias, el Instituto Europeo del Cobre (ECI) recomienda inspecciones periódicas de la instalación eléctrica en las viviendas, y la necesidad de que dichas inspecciones se confirmen ante el cambio de titularidad o inquilino del inmueble. Ejemplo de ello es el caso francés, que establece un sistema de certificados de inspección por un periodo de 10 años, una práctica que ha conseguido resultados positivos desde su implantación.

 

Fuente: El Mundo

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba