APPA denuncia una gravísima discriminación hacia las renovables.

La Asociación de Productores de Energías Renovables denuncia una grave discriminación hacia estas tecnologías en la nueva regulación eléctrica que prepara el Gobierno y asegura que la compensación a nucleares e hidráulicas mediante ampliación de su vida útil y las concesiones hace que en esta nueva regulación unos ganen y otros pierdan. 

APPA denuncia una gravísima discriminación hacia las renovables

Las posibles tasas planteadas para las renovables, que ya soportan diversos recortes retroactivos desde 2010, supondrán la quiebra de numerosas empresas y un posible agravamiento de los problemas de financiación de la banca española, asegura APPA en un comunicado. Nucleares y grandes hidráulicas, que también soportarán tasas específicas, serán compensadas con alargamiento de la vida útil de las instalaciones y renovación de las concesiones. De acuerdo con APPA, estas compensaciones supondrán más de 60.000 millones de euros de facturación para las grandes eléctricas, cifra que excede, con mucho, los recortes anunciados a estas tecnologías.

Todas estas medidas, adelantadas por el ministro Soria en los medios de comunicación y que serán previsiblemente aprobadas en un próximo Consejo de Ministros, resultan claramente discriminatorias para las energías renovables, dice la asociación. Estas tecnologías, que soportan recortes retroactivos a su producción desde el año 2010 por la que existen numerosas reclamaciones judiciales, nacionales e internacionales, verán aumentados sus gravámenes hasta una situación absolutamente insostenible. Para los proyectos recientes con alto grado de apalancamiento, supondrán un grave perjuicio económico que llevará a la quiebra a numerosas empresas.

Ganan los de siempre
Nucleares y grandes hidráulicas, según las palabras del ministro Soria, aumentarían la vida útil en diez y veinte años respectivamente a cambio de las tasas impuestas, lo que supone un mínimo de 60.000 millones de euros de facturación para las empresas propietarias en este tiempo. Este volumen de negocio excede ampliamente los recortes anunciados para estas tecnologías, afirma APPA.

En cuanto a los proyectos renovables que se hayan financiado según la modalidad de project finance, que otorgan al propietario la posibilidad de devolverlos a la entidad financiadora, las nuevas tasas contempladas por Industria hará que los proyectos con pérdidas puedan agravar los problemas de financiación de la banca española.

APPA considera, asimismo, que las medidas barajadas no resuelven los graves problemas de nuestro sistema eléctrico: alta dependencia de las importaciones, sistema de tarifas opaco, falta de competencia,… y vuelven a dejar de manifiesto las políticas improvisadas que han caracterizado al Ministerio de Industria desde hace años.

En palabras de la asociación,  las recomendaciones realizadas a finales de mayo por el Consejo Europeo a España, en las que señalaba los excesos retributivos a nucleares y grandes hidráulicas y la falta de competencia como origen del déficit tarifario, no han calado en Industria, dado que el ministro Soria sigue culpando injustificadamente a las renovables de la creación del déficit tarifario en sus declaraciones. El Consejo Europeo señalaba en su comunicación que la actual moratoria a las energías renovables impediría a España alcanzar sus objetivos vinculantes para 2020 y mantendría una dependencia energética de las importaciones muy superior a la media europea.

“Estamos en contra de nuevos gravámenes a las energías renovables que, en todo caso, debería aplicarse sobre los beneficios obtenidos. La nueva regulación beneficia claramente a aquellas centrales que ya están amortizadas y condenan definitivamente al sector renovable –ha señalado José Miguel Villarig, presidente de APPA–. No era suficiente con una moratoria a las energías renovables, condenando nuestro futuro, sino que también se contemplan gravámenes adicionales a los recortes retroactivos, acabando con nuestro presente”.

 “El discurso del ministro parece ignorar que en el año 2008, cuando las primas comienzan a tener importancia, el déficit tarifario ya superaba los 15.000 millones de euros”, ha concluido Villarig.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba