Los constructores llevarán a la Fiscalía a Endesa y Urbanismo

La paciencia de la Asociación de Empresarios de la Construcción (Construcor) se ha acabado y ayer difundió su intención de denunciar ante la Fiscalía a Endesa y a Urbanismo al haber varios bloques de pisos acabados que no pueden ser habitados por falta de luz. Como adelantó este periódico, en los planes parciales del Zoco (O7) y de la Arruzafa (O1) hay media docena de bloques con más de 400 pisos terminados, que están a la espera de la licencia de primera ocupación y que son víctimas del parón del Plan de Infraestructuras Eléctricas (PEIE), paralizado en el 2008, a pesar de que las obras se han reanudado. Eso se traduce en más de mil personas pendientes de que se resuelvan los trámites necesarios. A los problemas que esto les acarrea, se une ahora el temor de una subida del IVA por esta demora.

Construcor culpa a Endesa por negarse a "facilitar la documentación necesaria para que los compradores puedan contratar el suministro". Por ello, recaba información "para ejercitar las acciones penales que procedan" contra la compañía, ya que considera que "su forma de conducirse puede ser constitutiva de un delito de coacciones, al demorar de manera intencionada la solicitud de los enganches con el ánimo de imponer a las empresas unas acometidas más gravosas". Por ello, aconseja a las promotoras que exijan a Endesa que cumpla el compromiso de febrero del 2011 de dar luz a todo el que esté al día de los pagos y las anima a reclamar daños y perjuicios. Su secretario general, Francisco Carmona, advierte que Endesa sabe desde diciembre qué edificaciones se iban a terminar y necesitaban enganches. La asociación se plantea pedir el amparo de la Junta para que adopte medidas si Urbanismo no hace nada "para tutelar y proteger los derechos de quienes cumplen sus deberes". No entiende cómo no adopta medidas para "obligar a Endesa--Sevillana a que cumpla sus obligaciones".

El responsable de Sevillana en Córdoba, Alfredo Rodríguez, mostraba ayer su "perplejidad", ya que "desde el último acuerdo de Urbanismo, trabajamos en la línea de las acometidas provisionales de cada junta de compensación" y "nos hemos puesto a trabajar en las obras para que estén acabadas en plazo". Afirma que el parón en los enganches provisionales llegó en el 2010 por el impago de algunos sectores y el riesgo para el suministro de toda la ciudad. Sin embargo, ahora, con las obras de la subestación de Poniente en marcha, "el riesgo es asumible".

El presidente de Urbanismo, Luis Martín, insiste en que intenta "resolver una situación que dejó el anterior equipo de gobierno" y que Construcor sabe "desde siempre", ya que "participó en el convenio y en su modificación". Además, culpa del problema de los enganches a Endesa. Urbanismo no dará licencias mientras Endesa no garantice por escrito que los bloques terminados tendrán luz. Cada sector --O1 y O7-- lleva un ritmo y tiene problemas diferentes que están requiriendo múltiples reuniones a todos los niveles. Fuentes de ambos aseguran estar al día en los pagos y que todo está ya desbloqueado. En el O1 se están realizando las obras para la acometida y confían tener toda la documentación en quince días. Respecto al O7, ayer se produjo un encuentro clave, del que salió el compromiso de supervisar la semana que viene los centros de transformación y garantizar el suministro a los tres bloques acabados.

 

Fuente: Diario Córdoba

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba