Procórdoba cierra con pérdidas el año y otro toque de atención.

La empresa municipal Procórdoba cerró el 2011 con 1,7 millones de pérdidas, volviendo a la tónica negativa de los últimos años, superada solo en el 2010, que acabó con un saldo positivo de 265.739 euros gracias a una reducción de capital y a la venta de suelo por 7 millones. En cambio, el presupuesto de Procórdoba preveía un superávit de 1,2 millones antes de ajustes y de 1,3 después de ajustes. Esto le ha valido para recibir otro tirón de orejas de la Intervención General, que en su informe insiste en la necesidad de replantearse su viabilidad y la continuidad de su actividad. El documento se hace eco de la incertidumbre existente sobre la capacidad que tiene Procórdoba para continuar con sus operaciones, que aparece plasmada en el informe de auditoría de las cuentas, que serán aprobadas mañana por el consejo de administración. Este tomará conocimiento del informe de la interventora, Paloma Pardo, y del elaborado por el gerente de Vimcorsa, Francisco Paniagua, para aclararlo.

Intervención advierte que existe un límite para los ingresos del patrimonio municipal de suelo y que no se deben asumir gastos corrientes con ellos, debiéndose buscar otras fórmulas como transferencias del Ayuntamiento. Además, ve imposible cancelar la deuda de 18 millones que tiene y que vence el 2 de julio. El gerente contesta que la normativa ha cambiado y que se está tramitando una nueva operación financiera.

Los consejeros conocerán también el informe jurídico, que censura el retraso en la presentación de las cuentas, justificado por el gerente en la falta de documentación --que atribuye a terceros--, pero considera que los ingresos derivados de la venta de suelo han tenido el destino legalmente previsto. Eso sí, está de acuerdo con Intervención en que con ellos no pueden financiarse gastos corrientes.

 

Fuente: Isabel Leña. Diario Córdoba

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba