Un parque-mirador a 14 metros de altura presidirá la nueva plaza de la Cebada, en Madrid

Un centro polivalente que contendrá el polideportivo y los servicios terciarios previstos, con una cubierta ajardinada de 4.860 metros cuadrados de superficie, presidirá la nueva plaza de la Cebada. Se crea así un nuevo parque-mirador de uso público, situado a 14 metros de altura y único en Madrid.

 

Esta es una de las mejoras que ha introducido el Ayuntamiento en el proyecto de remodelación del ámbito, tras considerar algunas de las alegaciones y sugerencias ciudadanas, presentadas durante el periodo de participación llevado a cabo desde que, en julio de 2011, se aprobara inicialmente una modificación del Plan General que permite establecer un modelo de colaboración público-privada, para conseguir que la renovación de la plaza y su entorno no suponga coste alguno para los madrileños.

 

Para formalizar las novedades incorporadas a la modificación del Plan, la Junta de Gobierno ha dado luz verde a un nuevo periodo de información pública. El proyecto de la Cebada ha sido elaborado por el equipo Carlos Rubio Carvajal y Enrique Álvarez-Sala, ganador en 2007 del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento para remodelar el ámbito.

 

El parque-mirador, situado en la cubierta del nuevo edificio que sustituirá al mercado de La Cebada, será un espacio silencioso que abrirá nuevas perspectivas visuales sobre la ciudad. Dispondrá de pradera, árboles, juegos infantiles y terraza-restaurante, y su mantenimiento se realizará mediante un sistema de recuperación del agua de lluvia.

 

La propuesta pone el acento en la accesibilidad universal a todos los espacios del centro y al  parque elevado, para lo cual se dispondrán rampas mecánicas a nivel de calle, a modo de prolongación de las zonas peatonales; además contará con  ascensor.

 

En total se crearán 8.075 metros cuadrados de zonas verdes, de los cuales, 3.215 metros cuadrados se sitúan a pie de calle en la zona central junto a los accesos del nuevo edificio. Por otra parte, la plaza ganará espacio estancial al convertir en peatonal la zona situada entre las calles de Toledo y Humilladero.

 

El nuevo edificio tendrá tres plantas sobre rasante. El polideportivo público contará con 8.924 metros cuadrados, lo que supondrá un incremento de la superficie destinada a uso deportivo de 3.524 metros cuadrados con respecto a la contemplada en el Plan General. En el ámbito existía una piscina cubierta que fue demolida en 2009 por no encontrarse el edificio en el estado adecuado para este uso. Desde febrero de 2011 existe un acuerdo con las asociaciones de vecinos para desarrollar provisionalmente actividades cívicas y culturales en este solar. 

 

En cuanto al espacio destinado a usos terciarios, tendrá una edificabilidad de 13.500 metros cuadrados. El nuevo proyecto traslada las dársenas de carga y descarga al segundo sótano, de forma que el primer sótano podrá acoger usos comerciales, al igual que las plantas superiores. El edificio podrá contar con hasta cuatro plantas subterráneas, y solamente en las tres primeras tendrá 722 plazas de aparcamiento para dotación de los edificios, de residentes en la zona y de rotación.

 

El diseño unitario ha puesto el acento en la sostenibilidad y funcionalidad. El  nuevo edificio permite integrar los diferentes usos en sus distintas plantas, constituyendo un centro de actividad económica que supondrá un menor coste de mantenimiento y una mayor eficiencia energética, al compartir servicios dentro del mismo edificio.

 

La remodelación afecta al ámbito denominado "Plaza de la Cebada-Plaza de San Francisco", cuya superficie total suma 19.631 metros cuadrados, de los cuales 17.655 metros cuadrados pertenecen a la plaza de la Cebada y 1.976 a la parcela situada en la carrera de San Francisco, 4, utilizada por el colegio público la Paloma, en la que será posible realizar un nuevo equipamiento al servicio del ámbito con una edificabilidad máxima de 3.162 metros cuadrados.

 

La modificación del Plan General aprobada inicialmente en 28 de julio de 2011 permitía, mediante un modelo de colaboración público-privada, la autofinanciación de la propuesta ganadora del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento. Dicha modificación introdujo en la zona de actuación nuevos usos de servicios terciarios, así como usos complementarios. Esta nueva propuesta incrementa las dotaciones públicas previstas en el Plan General de 1997, en un total de 6.686 metros cuadrados destinados fundamentalmente a equipamiento básico y deportivo.

 

El modelo de autofinanciación supone que el adjudicatario deberá costear la ejecución material de las obras de urbanización necesarias, y la construcción del centro polivalente, de forma que al Ayuntamiento no le supondrá ningún coste  la actuación. Un nuevo modelo de gestión que respeta los derechos de los actuales concesionarios del mercado de La Cebada.

 

Fuente: Inmodiario

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Tiempo Córdoba